Archivo de Público
Miércoles, 18 de Julio de 2012

El Supremo obliga a Aguirre a pagar trienios a 1.200 profesores de religión

En la última sentencia del nuevo presidente del Poder Judicial, Gonzalo Moliner

A.M. ·18/07/2012 - 17:56h

El Tribunal Supremo ha dado un tirón de orejas a la Comunidad de Madrid por no pagar trienios a los profesores de religión y moral católica de los centros públicos de enseñanza. El alto tribunal, en sentencia redactada por Gonzalo Moliner antes de su elección como nuevo presidente del CGPJ y del Supremo, condena al Gobierno de Esperanza Aguirre a abonar los trienios de antigüedad a estos cerca de 1.200 docentes, al darles la misma consideración que a los funcionarios interinos de la enseñanza.

 La Sala Social del Supremo ha estimado la demanda de conflicto colectivo planteada por la Unión Sindical Independiente de Trabajadores-Empleados Públicos (USIT-EP), para lograr que se reconociera la antigüedad a efectos de trienios al profesorado de religión de los centros públicos de enseñanza de la Comunidad de Madrid, desde el inicio de su prestación de servicios.

Según explicó a Público Alfredo Sepúlveda, secretario general de USIT-EP, profesor de religión él mismo, y autor del recurso, la resolución beneficia a 1.200 profesores de esta asignatura, que pasarán a cobrar 35 euros brutos por trienio en educación infantil y primaria, y 42 euros en secundaria. Trescientos de ellos ya percibían este dinero por reconocimiento en sentencias particulare, entre ellos Sepúlveda, que cobra 299 euros por siete trienios.

Tras varias sentencias contrarias del Supremo a sus intereses, los profesores de religión decidieron recurrir por la vía de demanda de conflicto colectivo, ante lo cual el alto tribunal ha cambiado sus criterios anteriores reconociendo sus derechosen materia de antigüedad como asimilados a funcionarios interinos. Según Sepúlveda, el fallo puede hacerse extensivo a docentes de religión de comunidades autónomas donde no tengan regulada su actividad por convenio colectivo, que puede ser unos 10.000 del total de 16.000 que forman el colectivo en todo el Estado.

En la actualidad, sólo un 10 por ciento de los profesores de religión son curas, y el resto son laicos. Para dar clase en primaria, se necesita formación de maestros, y en secundaria, la licenciatura en Teología. Sepúlveda cree que su colectivo ha sido, como otros, "víctima propiciatoria" de los recortes decididos por el Gobierno autónomo madrileño, desde donde actúan, en su opinión, como "buenos liberales". "Son de derechas, pero no muy partidarios de la religión", piensa este profesor.

La sentencia del Supremo argumenta que, si en el resto de aspectos los profesores de religión son considerados como funcionarios interinos de la enseñanza, ello debe extenderse al derecho a cobrar trienios por antigüedad, mientras no se produzca una nueva regulación. La resolución revoca la sentencia anterior dictada en el mismo asunto por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que dió la razón a la Comunidad.