Archivo de Público
Lunes, 16 de Julio de 2012

El Parlament de Catalunya exige que comparezcan Rato y Goirigolzarri

La comisión de investigación catalana que examina responsabilidades de la crisis bancaria ha citado a declarar a los exdirectivos de Bankia y del Banco de España

EFE ·16/07/2012 - 21:04h

La comisión de investigación sobre el sector financiero creada en el Parlament ha aprobado hoy pedir la comparecencia del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y del actual presidente de esta entidad, José Ignacio Goirigolzarri, pero CiU, PSC y PPC han impedido que acudan representantes de La Caixa. La comisión de investigación del Parlament "sobre las posibles responsabilidades derivadas de la actuación y la gestión de las entidades financieras" se ha reunido esta tarde para votar el plan de trabajo y las propuestas de comparecencias.

Entre las distintas comparecencias que han sido aprobadas está la del exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez y la de su antecesor en el cargo, Jaime Caruana, apoyadas por todos los grupos salvo el PPC, que se ha abstenido. CiU se ha abstenido en los casos de los directivos y exdirectivos de Bankia, lo que ha permitido, pese al 'no' del PPC, que el resto de grupos aprobasen reclamar que comparezcan Rato, Goirigolzarri y el consejero delegado de Bankia Francisco Verdú. Como criterio general, CiU se ha abstenido al votar las peticiones de comparecencias de presidentes y expresidentes de entidades financieras.

El PSC, CiU y el PP han rechazado que comparezca el presidente de La Caixa

El PSC ha rechazado, junto a CiU y al PP —que se ha abstenido—, que comparezca el presidente de La Caixa, Isidre Fainé, a pesar de que este último también había sido solicitado por el resto de grupos en calidad de presidente de la Federación Catalana de Cajas y de presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA). Por lo que respecta a los representantes de organismos reguladores —como el FROB y el Banco de España—, el PPC sólo ha aceptado la del actual gobernador de este último, Luis Linde.

Entidades con dinero público

La comisión ha votado a favor de que comparezcan presidentes y expresidentes de cajas que han recibido dinero público: entre otros nombres figuran los de Caixa Catalunya, Narcís Serra y Antoni Serra Ramoneda, pero en cambio no estarán presentes los directivos de los bancos no intervenidos (BBVA, Santander, Sabadell, Popular y Banca Cívica). La cuestión de las participaciones preferentes podrá ser investigada por la comisión, pero al impedir CiU, PSC y PP que comparezca representantes de las entidades con una gran comercialización de este producto financiero, como La Caixa o Banc Sabadell, el trabajo podría quedar muy desdibujado, según han lamentado algunos grupos.

La Caixa y las preferentes quedan fuera

La socialista Rocío Martínez-Sampere ha pedido "transparencia y asunción de responsabilidades", así como "rigor y responsabilidad para entender lo que ha sucedido con nuestro sistema financiero y para evitar en el futuro que se repitan los errores cometidos". Santi Rodríguez, del PPC, ha enmarcado la investigación a las entidades "con sede en Catalunya" que han recibido dinero público desde el año 2002.

La socialista Rocío Martínez-Sampere ha pedido "transparencia y asunción de responsabilidades"

Al final de la sesión de hoy de la comisión, el ecosocialista Joan Boada ha expresado su "tristeza" porque entre las personas que deberán comparecer "no estarán los más importantes", en referencia a los representantes de La Caixa, porque "la derecha de este país, CiU y PPC, lo ha impedido". En esta misma línea, desde ERC, Pere Aragonès ha lamentado que se haya quedado fuera del ámbito de trabajo de la comisión el caso de las participaciones preferentes y la responsabilidad de La Caixa.

Ciutadans ya ha avanzado que trasladará a la Fiscalía aquellos aspectos que la comisión de investigación sea incapaz de indagar, mientras Solidaritat ha prometido que "no callará" sus denuncias. Desde CiU, Ramon Espadaler ha advertido de que los diputados "son políticos, no jueces", por lo que no deberían juzgar de antemano a nadie: "Esto no es un tribunal popular", ha sentenciado. Hoy se han concentrado ante las puertas del Parlament un centenar de representantes de las plataformas de afectados por las preferentes.