Archivo de Público
Lunes, 9 de Julio de 2012

El juez registra las casas de Millet y Montull por el saqueo al Palau

El instructor busca documentación útil para averiguar el destino del dinero expoliado y bienes de valor que les permitan garantizar la fianza exigida

EFE ·09/07/2012 - 15:55h

EFE/Alejandro García - Un vehículo de los Mossos d'Esquadra permanece en la puerta de entrada de la finca de Fèlix Millet después de que el juez que instruye el saqueo del Palau de la Música haya ordenado este lunes (09-07-12) el registro de los domicilios de Fèlix Millet y Jordi Montull.

El juez que instruye el saqueo del Palau de la Música ha ordenado este lunes, tres años después de que estallara el escándalo, el registro de los domicilios de sus exresponsables Fèlix Millet y Jordi Montull, en busca de documentación útil para averiguar el destino del dinero expoliado y de bienes de valor que les permitan garantizar la fianza exigida.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), los registros en la casa de Fèlix Millet en L'Ametlla del Vallès (Barcelona) y la de Montull en Teià (Barcelona) los han llevado hoy a cabo efectivos de la policía judicial por orden del juez instructor, Josep Maria Pijuan, que ha dirigido "in situ" la entrada en el domicilio del expresidente del Palau.

El objetivo de la entrada en los domicilios de los dos principales imputados por el saqueo del Palau, que nunca habían sido registrados, es intervenir documentos que puedan ser de utilidad para averiguar el destino del dinero expoliado, ya que, según razona el juez en un auto, hasta ahora sólo se ha podido saber dónde fue a parar la mitad de los 30 millones defraudados de la entidad.

Con esta intervención, el juez pretende también incautarse de dinero en efectivo y otros bienes de valor, como obras de arte, que permitan a los imputados garantizar la responsabilidad civil exigida por el desfalco, que se elevaría a cerca de 40 millones de euros.

El magistrado considera justificada la entrada y registro en el domicilio de Millet y Montull, cuando la investigación de la causa está llegando a su recta final, pero admite que esa diligencia "razonablemente habría dado mejor resultado" de haberse realizado al inicio de la instrucción.

En el caso de Fèlix Millet, el juez detalla en su auto que quien fuera máximo responsable del Palau de la Música durante cerca de 30 años ha aportado al juzgado una fianza de 4,2 millones de euros, a los que debe sumarse el valor de los bienes que se le incautaron el pasado mes de marzo, estimado en otros 12,5 millones.

Esa cantidad consignada por el imputado, según el instructor, "no alcanza la cifra de 30 millones de euros en que, prudencialmente, se ha fijado la presunta responsabilidad civil" de Fèlix Millet, lo que incluye los 24 millones del desfalco y los otros 6 que supuestamente se desviaron a través del Palau como presunto pago de comisiones de la constructora Ferrovial a CDC.

Además, recuerda el juez, esos 30.000 millones de responsabilidad civil deben incrementarse en un tercio como establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal, por lo que la cifra a exigir a los imputados alcanzaría los 40 millones.

Según ha averiguado el juez de un contrato de seguros aportado en la causa, Fèlix Millet posee un total de 44 obras de arte, entre óleos, litografías y esculturas por valor de 2,5 millones euros que no incluyó en la relación que aportó al juzgado, por lo que se desconoce si aún forman parte de su patrimonio.

Por ese motivo, Josep Maria Pijuan acuerda el registro del domicilio de Millet ante la "razonable sospecha" de que esas obras de arte puedan estar en su domicilio, y ordena a la policía buscar otros bienes de valor y dinero en efectivo, con el propósito de acordar su embargo y depósito.

El magistrado subraya que en los últimos meses se ha centrado en seguir el rastro de los cerca de 18 millones de euros del Palau cuyo destino se desconoce -gran parte pagados en cheques al portador-, aunque la búsqueda ha resultado insatisfactoria porque los bancos y cajas "de manera general incumplieron las obligaciones formales de identificador del cobrador" que establece la legislación.

El instructor denuncia la "escasa colaboración" de los bancos en este caso"La escasa colaboración de las entidades financieras ha determinado en gran medida que la instrucción practicada hasta el momento no haya averiguado el destino de, ni siquiera, la mitad del total del dinero defraudado", lamenta el juez instructor.

Por ese motivo, pide a la policía que se incaute de cualquier documento que los imputados puedan guardar relacionado con el destino de las cantidades defraudadas del Palau. En opinión del magistrado, pese al tiempo transcurrido desde que se inició la investigación -cuatro años-, no debe descartarse la posibilidad de que Millet guarde en su domicilio dinero o documentos que permitan localizar las cantidades desviadas "o identificar a quienes las hubieran recibido".

En el caso de Jordi Montull, el auto detalla que consignó al juzgado 809.801 euros y posee bienes por valor de 2,4 millones euros -según la relación que él mismo aportó al juzgado-, cantidades que resultan insuficientes para cubrir los 40 millones de responsabilidad civil que se le reclaman junto a Millet. Por ello, el instructor acuerda el registro de su domicilio en busca de dinero en efectivo, documentos relacionados con el destino de los fondos expoliados del Palau, así como obras de arte y otros bienes de valor que tenga en su casa para su embargo.