Viernes, 5 de Octubre de 2007

Los quiosqueros regalan claveles

Público ·05/10/2007 - 19:26h

Un periódico, un clavel. Así celebró ayer el Día del Vendedor Profesional de Prensa uno de cada tres quiosqueros de Madrid. Regalaron 28.000 claveles a los compradores de revistas y diarios en la capital.

Venancio, de 68 años, estaba encantado: “Verás cuando llegue a casa y le dé la flor a mi mujer, con lo que le gustan estas cosas”. Jaime, su quiosquero de siempre de la calle de Ferraz, repartió 500 claveles, que le costaron 90 euros: “Es una buena forma de recordar a los voceadores y la gente nos da las gracias y nos felicita”.

Desayuno con periódicos

El presidente de la Asociación de Vendedores Profesionales de Prensa de Madrid, Enrique Fernández, se encargó de llevar al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, los periódicos del día a las 9.15 de la mañana. Aprovechó su encuentro para solicitarle permiso para vender más productos en los quioscos y mantenerse así a flote. “En los últimos años han cerrado 30 de los mil dispensadores de prensa de la capital”, según Fernández.

Internet y los gratuitos han hecho mucho daño al sector. Ahora ya se les permite ser soportes de publicidad, pero quieren ampliar su oferta a bebidas, pañuelos o pilas.

El día grande de los quioscos

La tradición se repite el 5 de octubre de cada año desde hace nueve para rememorar a los antiguos voceadores que vendían la prensa en las calles. Entoces, celebraban el día con una ofrenda de periódicos al alcalde a primera hora de la mañana y cerraban el día con una cena de confraternidad.

“Sabemos que en Cataluña dan una rosa el día del libro, pero el nivel económico de los quiosqueros de Madrid no daba para tanto, así que regalamos claveles”, ironizaba el presidente de la asociación a primera hora de la mañana.

De los 950 quioscos que hay en la capital, fueron unos 300 los que ayer decidieron olvidar por un día la crisis que azota al sector. Con pétalos en el papel y los voceros en la memoria.

Noticias Relacionadas