Viernes, 5 de Octubre de 2007

La eutanasia, debate con sordina

IU-ICV reclama en el Congreso su legalización, mientras el PSOE evita abrir la controversia.

MIGUEL Á. MARFULL ·05/10/2007 - 18:10h

Cuando se estrenó Mar Adentro, de Alejandro Amenábar, el presidente del Gobierno acompañó al director a la presentación. Era diciembre de 2004. Preguntado sobre la legalización de la eutanasia, Zapatero esquivó la pregunta con una obviedad: "Hemos venido a hablar de cine", respondió.

Esta anécdota refleja la distancia con la que el PSOE aborda cualquier eventual reforma del Código Penal para despenalizar la eutanasia. El Grupo Parlamentario Izquierda Verde-IU-Iniciativa per Catalunya-Verds anunció ayer que el Congreso estudiará una Proposición de Ley que pide la legalización de la eutanasia. La iniciativa se debatirá el próximo 16 de octubre y cuenta de antemano con el previsible rechazo del Grupo Socialista, por lo que, una vez más, su debate no tendrá más carácter que el testimonial. La reforma propuesta por ICV parte de la base de que "la vida es un derecho, no un deber". La reforma propone que no se condene a quien facilite la "muerte digna y sin dolor de otra persona, a petición expresa, libre e inequívoca de ésta", en caso de que sufra una enfermedad irreversible o graves padecimientos permanentes e insoportables.

Programa electoral del PSOE
El programa con el que el PSOE ganó las pasadas elecciones generales recogía la propuesta de iniciar el debate: "Promoveremos la creación de una Comisión en el Congreso de los Diputados que permita debatir sobre el derecho a la eutanasia y a una muerte digna, los aspectos relativos a su despenalización, el derecho a recibir cuidados paliativos y el desarrollo de tratamientos de dolor".

César Caballero, de la Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente, AFDM, califica de "tibia" la postura socialista. "En el PSOE, conviven una vertiente confesional y otra laica que, de momento, no ha podido imponerse". En países como Bélgica y Holanda, donde la eutanasia está despenalizada, fue la derecha liberal la que llevó la iniciativa. "Eso no ocurriría en España, donde la derecha es confesional", aventura el portavoz de la AFDM.

Ida y vuelta de Bernat Soria
En el año 2001, el PSOE planteó en el Congreso la misma propuesta que recoge su programa electoral, y fue rechazada por el PP, que entonces disfrutaba de mayoría absoluta en la Cámara. "El debate sobre la eutanasia está abierto y el Congreso no puede estar alejado de lo que preocupa a la sociedad", afirmaba el diputado Javier Barrero, entonces portavoz socialista en la Comisión de Justicia.

El Gobierno y el PSOE reiteran que no hay ninguna iniciativa a favor de la eutanasia. Así lo dijo también el ministro de Sanidad, Bernat Soria, el pasado lunes, aunque defendió "el derecho de los ciudadanos a una muerte digna y a ser posible sin sufrir". Las asociaciones que promueven la eutanasia legal advierten en el ministro un cambio radical. "Deben haberle tirado de las orejas", señalan en la AFDM. Después de asumir la cartera de Sanidad, Soria proclamaba que "la eutanasia es una asignatura pendiente en la sociedad". Su antecesora, Elena Salgado, zanjó, lacónica, el debate: "No está previsto", aclaró. Hasta hoy.