Archivo de Público
Domingo, 10 de Junio de 2012

La prensa de EE.UU. tilda de "lección de humildad" la ayuda a la banca española

EFE ·10/06/2012 - 18:22h

EFE - El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa que ofreció en el Palacio de La Moncloa un día después de que el Eurogrupo acordara establecer una línea de ayuda de hasta 100.000 millones de euros para recapitalizar la banca.

La prensa estadounidense destaca hoy que España "finalmente ha cogido el toro por los cuernos" al solicitar ayuda europea para recapitalizar la banca, y lo califica de "lección de humildad".

"España finalmente ha cogido el toro por los cuernos, algo que debería haber hecho hace mucho tiempo", señala el diario financiero "Wall Street Journal" (WSJ) en su edición digital del domingo.

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro anunciaron ayer en un comunicado que concederán a España un préstamo de hasta 100.000 millones de euros para sanear el sector financiero español.

"Solicitando a la eurozona el préstamo para recapitalizar sus bancos, Madrid ha reconocido lo que el mercado ya sabía: que los balances de los bancos españoles han subestimado ampliamente las pérdidas resultantes del estallido de la burbuja inmobiliaria", agrega el WSJ.

El rotativo financiero señala que "el Gobierno de Mariano Rajoy siguió el mismo camino que su predecesor, desperdiciando valioso tiempo y credibilidad en una serie de planes de reestructuración a medio hacer que fracasaron a la hora de proveer capital fresco al sistema".

Por su parte, el "Washington Post" subraya que la "lección de humildad, para un país de 47 millones que buscó eludir la vergüenza de un rescate durante meses, se produjo al enfrentar Madrid la creciente presión internacional para ceder y solicitar liquidez".

El "New York Times" también lleva en primera página la petición de ayuda por parte de España a Europa y remarca el largo proceso previo de negociación.

"La decisión fue la culminación de semanas de un polémico tira y afloja entre España y sus futuros acreedores en el que era difícil decir cuánto de la resistencia de España a la ayuda financiera era maniobra táctica para un mejor acuerdo y cuánto de rechazo a reconocer la profundidad de los problemas del sector bancario", afirma el diario neoyorquino.