Viernes, 5 de Octubre de 2007

Constituida la comisión que vigilará los matrimonios para evitar fraude

EFE ·05/10/2007 - 19:39h

EFE - El pivot del Tau Cerámica Will McDonald, en la grada del Bizkaia Arena de Barakaldo. EFE

José Luis Llorente, presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP); Josep Senespleda, director general de la ACB, y Jesús Bueno, gerente de la Federación Española, componen la comisión constituida hoy para comprobar la legalidad de los matrimonios de aquellos jugadores que van a jugar con los mismos derechos que los comunitarios merced a esos enlaces.

El Consejo Superior de Deportes (CSD) no está representado en dicha comisión pero en caso de que las partes, que se comprometen a reunirse antes de diez días, no alcance un acuerdo se someterán al arbitraje del Consejo, que podrá dictaminar por sí o mediante la instancia que designe.

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, celebró la adopción del acuerdo. "Había una cuestión urgente, que era mantener el convenio y poner en marcha la Liga, y se han superado las turbulencias que ponían en peligro la situación. Agradezco el esfuerzo que han hecho las tres partes", declaró.

Para Lissavetzky "no se puede enturbiar la excelente sintonía entre el baloncesto español y la afición" y recordó que "los Juegos Olímpicos de Pekín están ahí y es preciso trabajar sin sobresaltos".

En relación con los supuestos matrimonios destinados a legalizar la situación de jugadores como comunitarios, Lissavetzky puntualizó: "hay que mantener la cultura del juego limpio, evitando la picaresca y el fraude, por eso es bueno que la ACB se haya comprometido a no solicitar más licencias. Nunca más habrá estas presuntas anomalías. Se abre una nueva etapa", aseguró el secretario de Estado.

La Federación Española, la Asociación de Clubes y la Asociación de Baloncestistas Profesionales, con la mediación del Consejo Superior de Deportes (CSD), llegaron este jueves a un acuerdo sobre la situación de los jugadores extranjeros casados con ciudadanas comunitarias.

El conflicto, originado por la intención del Tau Vitoria de inscribir en la ACB con ficha de comunitario al estadounidense Will McDonald, casado con una española, ha terminado con un pacto entre todas las partes que, entre otras cosas, recoge la negociación de un nuevo convenio colectivo que aclare definitivamente el marco de contratación del baloncesto profesional y la creación de esta comisión formada por todos los estamentos afectados,

El acuerdo permite la participación en la Liga sin ocupar plaza de extranjero de seis jugadores casados con ciudadanas comunitarias: los estadounidenses Lamont Barnes y Heshimu Evans (Grupo Begar León), Craig Callahan (Ricoh Manresa), Chris Thomas (Polaris World Murcia), Will McDonald (Tau Vitoria) y el senegalés Boniface N'Dong (Unicaja).

Otros cinco jugadores casados con europeas mantienen el estatus de comunitario que se les reconoció excepcionalmente en 2005, cuando las tres partes suscribieron el anterior convenio: el ruso Dimitri Flis (DKV Joventut), el senegalés Sitapha Savane (Gran Canaria), el serbio Predrag Savovic (Iurbentia Bilbao), el estadounidense Venson Hamilton (Real Madrid) y el argentino Pablo Prigioni (Tau Vitoria).