Archivo de Público
Jueves, 31 de Mayo de 2012

Draghi pide mecanismos "creíbles" para la recapitalización de la banca

EFE ·31/05/2012 - 10:17h

EFE - El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi (dcha), conversa hoy con la presidenta de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, la británica Sharon Bowles, antes de comparecer ante la Comisión en Bruselas (Bélgica).

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, afirmó hoy que se deben implementar "mecanismos creíbles" para la reestructuración y recapitalización de la banca y crear planes de ajuste con la capacidad suficiente de recuperar la confianza en la fortaleza de los balances.

En una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, Draghi, quien intervino en su calidad de presidente de la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS), dijo apoyar un mejor uso del fondo de rescate europeo, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), para ayudar a la banca.

"Después de la experiencia del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) ¿cómo podemos estar seguros de que esto va a funcionar realmente?", se preguntó Draghi, quien sostuvo que la eurozona dispone ahora de "mucho dinero" para sus cortafuegos "pero nadie puede tocarlo".

"Por varias razones y la experiencia particularmente desafortunada en el pasado, estoy de hecho un poco más optimista acerca de que se utilice realmente el MEDE", indicó.

Recordó que en Europa hay quienes llevan buscando desde hace algún tiempo maneras para que el fondo europeo de rescate, que entrará en vigor el 1 de julio, pueda ser utilizado para recapitalizar la banca en apuros, directamente y no a través de préstamos a gobiernos con la intervención que implica actualmente.

"Este asunto está muy presente en nuestras mentes y ciertamente no queremos repetir la experiencia (del pasado). Por eso nos aseguraremos de que, dentro del tratado actual del MEDE, el fondo se utilice más y de manera más provechosa", afirmó Draghi.

El presidente del BCE admitió que ha reaparecido cierta volatilidad e incertidumbre en los mercados, aunque no alcanzan el nivel de inestabilidad de noviembre de 2011.

"El sistema financiero sigue enfrentando el desafío del ajuste con el fin de solucionar los desequilibrios acumulados en el pasado. Los bancos han hecho progresos en algunos frentes pero se debe hacer más", y para el resto del sector financiero es importante que las reformas diseñadas para mejorar su resistencia a nivel de la UE y nacional sean plenamente implementadas, sostuvo.

Draghi recomendó que el ajuste bancario se efectúe de manera "ordenada" para que pueda apoyar plenamente el crecimiento sin exacerbar la fragilidad de los mercados y poner en riesgo la posición de otros en el sistema financiero.

También pidió que los planes de ajuste o de reestructuración del sector bancario en los próximos años tengan un alcance "suficiente para restaurar la confianza en la fortaleza de los balances de la banca".

Draghi afirmó que en la UE "persisten desafíos fundamentales" para salir de la crisis, como limitar el contagio entre Estados miembros en toda la UE, promover una estrategia macroeconómica que, en combinación con la consolidación fiscal, apoye el crecimiento e impulse los ajustes necesarios en materia de competitividad para hacer frente a los desequilibrios económicos.

Para ello, una respuesta "decisiva y sostenida es un requisito previo para el éxito de medidas que garanticen un sistema financiero más resistente, capaz de proporcionar los servicios financieros necesarios para respaldar la actividad económica en una base sostenible", señaló el presidente del BCE y de la JERS.

Desde el punto de vista macroprudencial, estas medidas incluyen "la implementación de mecanismos creíbles para la recapitalización y reestructuración de bancos donde sea necesario y mejorar la supervisión y resolución de la banca a nivel de la UE, afirmó.

En este sentido, volvió a instar a las autoridades nacionales y europeas a "actuar al unísono y con rapidez, ambición y con un total compromiso para salvaguardar la estabilidad financiera".