Archivo de Público
Miércoles, 30 de Mayo de 2012

Peinando el espacio en busca de otras 'tierras'

Un equipo internacional con participación del CSIC ha desarrollado una técnica que abre la vía para crear un censo de planetas similares a la tierra

SERVIMEDIA ·30/05/2012 - 19:34h

Foto: ESO.org

Un equipo internacional con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado que la técnica de calibración para espectrómetro conocida como peine de frecuencias láser mide las longitudes de onda que radian los objetos celestes con una precisión y exactitud sin precedentes.

Según informa el CSIC, los resultados, publicados en el último número de la revista 'Nature', abren la vía para elaborar el primer censo de estrellas cercanas al Sol con planetas similares a la Tierra.

Los científicos han probado esta tecnología en el espectrómetro Harps del telescopio de 3,6 metros del Observatorio de la Silla (Chile) y han trazado la órbita de un exoplaneta ya descubierto que gira en torno a la estrella HD75289.

Según este trabajo, la técnica, que le valió a los físicos Theodor Hänsch y John Hall el Nobel de Física en 2005, supone que la precisión alcanzada con los mismos instrumentos astronómicos es al menos cuatro veces mejor. El secreto de esta mejora se encuentra en un sistema láser que genera un enorme conjunto de pulsos de luz con una separación en frecuencia muy cercana y muy bien definida.

"El objetivo de nuestra investigación era demostrar que es factible hacer medidas mucho más precisas de la curva de velocidad de una estrella, la HD75289, que ya sabíamos que contenía al menos un planeta", afirma el investigador del CSIC en el Instituto de Astrofísica de Canarias Rafael Rebollo, uno de los autores del trabajo. Rebollo precisa que "la técnica abre el camino para la búsqueda sistemática de planetas similares a la Tierra en las estrellas más cercanas al Sol".

"La técnica supondrá un salto en la precisión de los espectrógrafos"

Según el investigador del CSIC, "hay dos ventajas importantes de la nueva técnica: La primera es que proporciona una alta densidad de frecuencias de referencia sobre el detector de nuestro telescopio, lo que permite calibrar mejor las frecuencias de la luz que recibimos. La otra ventaja es que el sistema es muy estable; no cambia con el tiempo".

"La técnica supondrá un salto en la precisión de los espectrógrafos, abriendo nuevas opciones a la investigación astronómica. La medida de velocidad de las estrellas podrá realizarse con precisiones de pocos centímetros por segundo", añade Rebollo.

Asimismo, a largo plazo, cuando la próxima generación de telescopios ópticos terrestres, como el European Extremely Large Telescope (E-ELT) del European Southern Observatory (ESO) en Chile, esté disponible, los peines de frecuencia láser se convertirán en un "instrumento vital" para medir la velocidad de expansión del Universo.