Archivo de Público
Martes, 29 de Mayo de 2012

Metro de Madrid denunciará a los tribunales la paralización de trenes

El bloqueo de diez convoyes en plena hora punta por parte del movimiento Stop al tarifazo ha afectado a 90.000 personas

EFE ·29/05/2012 - 11:42h

Metro de Madrid denunciará en los tribunales la acción que han llevado a cabo hoy varias personas en el suburbano, que han bloqueado diez trenes en plena hora punta, lo que ha afectado a 90.000 personas, que han sufrido retrasos medios de unos 11 minutos.

Así lo ha confirmado un portavoz de Metro, que ha recordado que la incidencia, protagonizada por un colectivo contrario a la subida de las tarifas en el transporte público, ha afectado a diez trenes de cinco líneas diferentes.

Los activistas han tirado de los timbres de alarma de convoyes que estaban en las estaciones de Embajadores, El Carmen, Argüelles, Concha Espina, Alvarado, Sevilla, Callao, Colombia, Sainz de Baranda y Antón Martín. La incidencia ha tenido lugar a las 08.29 horas y ha obligado a los conductores a comprobar lo ocurrido y activar el mecanismo necesario para volver a poner en marcha los trenes, por lo que se ha alargado hasta las 08.38, según ha detallado la compañía.

Según un comunicado remitido por el colectivo Stop al tarifazo, la activación de las alarmas de emergencia ha provocado "un parón de varios minutos", siempre "cuando los trenes se encontraban parados en las estaciones y con las puertas abiertas, por lo que no ha causado daños ni situaciones de peligro para los usuarios".

El pasado 25 de abril se produjo una acción idéntica cuando un grupo de personas accionó las frenos de emergencia en trece convoyes de nueve líneas del metro madrileño y causó retrasos de varios minutos en el servicio. Tras ese suceso, que también tuvo lugar hacia las 08.30 horas, Metro denunció lo ocurrido a la Policía e informó a la Delegación del Gobierno.

Posteriormente, el 8 de mayo, un grupo denominado "actuemos contra el tarifazo" aseguró haber "inutilizado" en torno a las ocho de la mañana "decenas de compuertas de acceso al Metro de Madrid en diferentes estaciones repartidas por toda la ciudad", aunque la compañía dijo tener constancia sólo de tres tornos atascados en una única estación.