Archivo de Público
Lunes, 28 de Mayo de 2012

Suplementos nutricionales en poblaciones en riesgo deben administrarse desde etapa prenatal

Reuters ·28/05/2012 - 14:27h

Por Rob Goodier

Las deficiencias de zinc y hierro perjudican el desarrollo cognitivo, pero suplementos nutricionales administrados a niños desnutridos en edad preescolar en Nepal no parecieron tener ningún beneficio, según revela un estudio reciente.

"Nos sorprendió porque ésta es una población en la cual la deficiencia tanto de hierro como de zinc es alta, y esperábamos que administrar suplementos a los niños en los años preescolares tendría un efecto positivo", dijo a Reuters Health el doctor Parul Christian, de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, quien dirigió el estudio.

Christian y su equipo publicó sus resultados en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

Los expertos asignaron al azar a 772 niños nepaleses, de entre 12 y 35 meses de edad, a cuatro grupos: uno recibió 12,5 miligramos (mg) de hierro más 50 microgramos (mcg) de ácido fólico; otro 10 mg de zinc; otro obtuvo hierro, ácido fólico y zinc; y el cuarto, placebo.

Cuando los chicos tuvieron entre 7 y 9 años, los investigadores realizaron un seguimiento con seis test de habilidades intelectuales y motrices.

No hubo diferencia significativa entre los grupos que recibieron los distintos suplementos y la cohorte de control, luego de ajustar algunos factores que podían causar confusión, como el género, la escolaridad, el nivel educativo materno y la dieta.

El momento en que se administran es la clave para que los suplementos tengan efecto y la edad preescolar es demasiado tarde, indicaron los autores.

Los chicos cuyas madres habían tomado suplementos durante el embarazo obtuvieron beneficios en el desarrollo entre los 7 y 9 años, informó el equipo de Christian en un estudio relacionado publicado a fines del 2010 en Journal of the American Medical Association.

Esto sugiere que hay una ventana de oportunidad crítica durante la cual estos suplementos nutricionales generarían un beneficio. El período prenatal sería el momento de brindar suplementos nutricionales a las madres, para fortalecer a los niños", señala Christian.

La importancia de comprender el desarrollo cerebral y los nutrientes necesarios en cada etapa "no puede subestimarse", escribieron en un editorial los doctores Sarah Cusick y Michael Georgieff, de la Escuela de Medicina de la University of Minnesota, en Minneapolis.

Estos estudios "enfatizan que nunca es muy pronto para considerar los efectos de los nutrientes en el desarrollo cerebral y que las ventanas de oportunidad para las intervenciones nutricionales en las poblaciones en riesgo comienzan antes de lo que convencionalmente creemos", añadieron.

FUENTE: Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, 5 de mayo del 2012