Archivo de Público
Sábado, 26 de Mayo de 2012

Londres llama a actuar en Siria ante la última matanza en Homs

Reino Unido reclama una "fuerte respuesta internacional". Los rebeldes sirios exigen a Naciones Unidas que anuncie el fracaso del plan de paz

PÚBLICO.ES / EFE ·26/05/2012 - 19:04h

REUTERS - Los cuerpos de las víctimas de los ataques en la ciudad de Huola, en Homs, reposan en una mezquita. -

La última matanza en Siria ha acelerado los trámites para una eventual respuesta de la comunidad internacional. Es justo lo que ha pedido el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, ante la ofensiva siria en Al Haula, en la provincia central de Homs, donde han muerto al menos 90 personas, muchos de ellos niños.

El jefe de la misión de "cascos azules" encargados de supervisar el alto en fuego en el país, el general Robert Mood, ha denunciado asimismo la "brutal tragedia". "Esta mañana, los observadores militares y civiles de la ONU fueron a Al Haula y contaron los cadáveres de más de 32 niños de menos de 10 años de edad y más de 60 adultos", indicó Mood en un comunicado. "Quienquiera que comenzase, quienquiera que respondiese, y quienquiera que contribuyese a este deplorable acto de violencia debe afrontar su responsabilidad. Este indiscriminado y desproporcionado uso de la fuerza es inaceptable. El asesinato de niños y civiles debe cesar", recalcó.

El titular de la diplomacia británica ya ha avisado de que su gobierno ha empezado a hacer consultas de forma "urgente" con sus aliados para dar "una fuerte respuesta internacional, incluido el Consejo de Seguridad de la ONU, la Unión Europea y los organismos de derechos humanos de la ONU. Vamos a pedir una sesión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU en los próximos días".  

Londres pedirá una sesión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU

Hague también solicitó al régimen sirio el acceso inmediato de la ONU a las áreas en conflicto en Siria y el cese de las operaciones militares a fin de cumplir con el plan de paz del mediador internacional, el exsecretario general de la Naciones Unidas Kofi Annan.

Un plan de paz que a juicio del Ejército Libre Sirio (ELS), brazo armado de la oposición, ha fracasado. "Pedimos al Consejo de Seguridad y a la comunidad internacional que afronten la responsabilidad y anuncien el fracaso de la iniciativa de Annan", subraya el ELS en un comunicado.

En ese sentido, instó a Naciones Unidas a "adoptar medidas rápidas y decididas para salvar a Siria, su pueblo y toda la región, con la creación de una alianza militar internacional fuera del Consejo de Seguridad para lanzar ataques aéreos a los centros militares y de seguridad del régimen". "Ya no es posible cumplir con la iniciativa de Annan, puesto que el régimen la aprovecha para continuar con sus matanzas, el desplazamiento forzoso de civiles, la destrucción de ciudades y los asesinatos de mujeres y niños", indica el grupo en la nota.

Los rebeldes dicen que "ya no es posible cumplir con la iniciativa de Annan

Asimismo, advirtió de que "si el Consejo de Seguridad no adopta medidas rápidas y urgentes para proteger a los civiles, que se vayan al infierno el plan de Annan y todos quienes apuestan por una solución que preserven a la banda del régimen asesino". Además, recordó que "lo sucedido en Al Haula y otras localidades bajo la mirada de los observadores extranjeros no es más que una prueba fehaciente de la defunción de esa iniciativa y de que el Gobierno de Al Asad y su banda sólo entienden el uso de la fuerza y la violencia".

Por su parte, la agencia oficial siria SANA ha responsabilizado de la masacre de Al Haula a "grupos terroristas armados" y añadió que "los combates llevaron a la muerte de varios terroristas y de varios miembros de las fuerzas especiales". 

En tanto, unas cuarenta personas han muerto hoy por disparos de las fuerzas leales al Gobierno sirio en diversas provincias de Siria, según han informado organizaciones opositoras sirias. Los Comités de Coordinación Local indicaron que veinte de ellos han perdido la vida en la provincia de Homs, y el resto en las de Idleb, Damasco, Deraa, Alepo, Hama y Al Haseka.

El régimen responsabiliza de la masacre a "grupos terroristas"

La localidad de Aazaz, en Alepo, ha sido atacada por las fuerzas del régimen con proyectiles y disparos, mientras intentan irrumpir en sus barrios, por lo que la ciudad es escenario de un desplazamiento de sus habitantes hacia la frontera con Turquía. Mientras, la Organización General de la Revolución Siria indicó que entre las víctimas mortales de hoy figuran ocho soldados, que fueron asesinados cuando intentaron desertar en Hama.

La violencia persiste en el país pese a la presencia en el terreno de los observadores encargados de verificar el cumplimiento del plan de Annan, que establece el fin de las hostilidades. De acuerdo con datos de la ONU, desde marzo de 2011 más de 10.000 personas han muerto en Siria por la violencia, unas 230.000 se han desplazado de forma interna y más de 60.000 han buscado refugio en países limítrofes, como Turquía y Líbano.