Archivo de Público
Jueves, 24 de Mayo de 2012

Enfrentamiento entre sindicalistas, policías y periodistas frente al Congreso

Una manifestación contra la reforma laboral deriva en varios encontronazos entre antidisturbios y varios periodistas de Antena 3 y La 1

PÚBLICO.ES ·24/05/2012 - 19:19h

Cientos de personas se han concentrado este jueves frente al Congreso de los Diputados  para denunciar que las enmiendas que se han introducido en la reforma laboral "empeorarán aún más" el contenido de una norma que, desde su  aprobación en el Consejo de Ministros del pasado 11 de febrero "no ha  hecho más que agravar" la mala situación del empleo en España, según los convocantes.

Durante el trancurso de la misma se han vivido momentos de alta tensión entre la policía y algunos periodistas produciéndose varios empujones por parte de las autoridades a los informadores, entre los que se encontraban un equipo de Antena 3 y de La 1.

La periodista de la cadena de Planeta María Rey, que se encontraba cubriendo la manifestación, ha declarado en la cuenta social Twitter: “Un energúmeno que trabaja de Policía agrede al cámara @A3Noticias @rmoratalla –Roberto Moratalla– mientras grababa protestas por #ReformaLaboral”. 

Voto en contra

Los representantes de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, también han estado presentes esta mañana en el Congreso . Los sindicalistas han hecho entrega al presidente de la Cámara baja, Jesús Posada, y a los portavoces de  los Grupos Parlamentarios un comunicado en el que solicitaban el voto en contra a la reforma laboral.

En declaraciones a los medios ante las puertas del Congreso de los Diputados tras entregar la carta, Toxo ha pedido a los diputados que voten en contra porque desde que se aprobó el 11 de febrero la reforma "no ha hecho más que agravar la situación del empleo".

No obstante, Toxo se ha mostrado pesimista tras haber sido "agravados algunos aspectos" de su contenido, como la reducción a un año la prórroga máxima automática de los convenios vencidos (ultraactividad).

A juicio de Méndez, este cambio puede suponer "la desaparición de cientos y cientos" de convenios colectivos que están pendientes de negociación ante "la pasividad absoluta de la patronal".