Archivo de Público
Jueves, 24 de Mayo de 2012

¿Qué dirá Madrid al COI sobre el 15-M?

En el anterior informe presentado se hablaba de un movimiento social de "carácter pacífico, que acata la legislación". Ahora la capital debe presentar un nuevo escrito en enero teniendo en cuenta las últimas movilizaciones

MARÍA GONZÁLEZ ·24/05/2012 - 13:55h

Vista general de Sol durante una de las concentraciones del 15-M. EFE

Madrid vuelve a ser candidata, por tercera vez, a organizar unos Juegos Olímpicos y el nuevo informe que tiene que presentar el 7 de enero de cara a la elección final de la sede en 2020 afronta interrogantes, entre los que destaca cuál es la opinión que dará sobre el movimiento indignado (ver especial 15-M).

En el anterior escrito presentado al Comité Olímpico Internacional, se presumía de que España "no se ha quedado al margen" y "la situación económica mundial" había hecho "emerger movimientos contestatarios"- como el 15-M- que "ha llevado a cabo protestas de carácter pacífico que han estado siempre bajo control".

Es más, llegaba a asegurar que el movimiento "acata la legislación" y "se opone a ser instrumentalizado por sectores extremistas".

Esta opinión chocaba frontalmente con la que expresaron en Madrid la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y el antiguo alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, que cargaron contra estas movilizaciones considerándolas radicales.

Ahora las opiniones vuelven a darse en esta línea crítica, pero la posibilidad de celebrar las Olimpiadas cada vez está más cerca -lo decidirá el COI el 7 de septiembre de 2013 en Buenos Aires-, por lo que se abre la puerta a que en los nuevos informes que presentarán al COI todas las candidaturas, previo pago de medio millón de dólares, se cambie la opinión en el apartado que tratará de las sociedades de cada ciudad en cuestión.

"El 15-M actual ha sufrido una radicalización política" La delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, en sus últimas declaraciones tras la vuelta masiva a las calles del 15-M con motivo de su aniversario, comentó que "el 15-M actual ha sufrido, en términos generales, una radicalización política con respecto al año pasado". "No tiene nada que ver" aseguraba, y añadía que "ahora tiene que ver con movimientos antisistema".

Por otra parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, cargó contra Cifuentes diciendo que era "excesivamente generosa" con estas movilizaciones ciudadanas. Aguirre siguió en su línea crítica hacia el 15-M y declaró que le parecía "ilegal acampar en una plaza pública", añadiendo que era "una privatización del espacio público".

Sin embargo, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, sólo ha dedicado un único comentario diciendo que le daba "la sensación" de que el 15-M "se ha desinflado". Sin embargo no ofreció ningún dato empírico para fundamentar su afirmación y continuó diciendo que "la situación es difícil y que son necesarias medidas difíciles", refiriéndose a la crisis financiera y a los recortes que está realizando el Ejecutivo de Rajoy en todos los derechos sociales.

¿Cambios en el nuevo informe?

El "carácter pacífico" que le asignaban al movimiento puede variar ante el "actual 15-M", que según Cifuentes se acerca más "a movimientos antisistema". Así como, puede cambiar el punto que dictaba que los indignados "acataban la legislación", tras las numerosas multas y detenciones que señalan delitos de desobediencia y de resistencia a la autoridad, tras el endurecimiento de estos cargos.

El próximo 7 de enero se conocerá el contenido del informe y será una comisión evaluadora del COI la que verifique lo presentado, que determinará finalmente si Madrid es elegida el 7 de Septiembre en Buenos Aires como sede olímpica en 2020.

Noticias Relacionadas