Archivo de Público
Miércoles, 23 de Mayo de 2012

La austeridad también le pasa factura a Merkel

Los sondeos revelan que ninguno de los dos frentes políticos tradicionales alcanzaría una mayoría suficiente para controlar el Bundestag

PUBLICO.ES / EFE ·23/05/2012 - 10:32h

- Wolfgang Kumm (EFE) - La canciller Angela Merkel habla en el Konrad Adenauer Haus de Berlin.

A fuerza de tanta austeridad las hasta ahora fuerzas políticas hegemónicas en Europa se empiezan a desquebrajar por todas partes. Si hace unos meses los neoconservadores encabezados por el tándem Merkozy y sus socios de la Troika caminaban de forma segura por la senda de los recortes y las privatizaciones, ahora los ciudadanos del viejo continente están replanteando sus lealtades.

Después de que en Francia ganara François Hollande, que ahora enarbola la bandera del cambio europeo, y de que en Grecia la mayoría de los ciudadanos dijera ‘no' a las medidas de austeridad, ahora le ha llegado el turno a Merkel. Su Unión (cristianodemócratas y socialcristianos bávaros CDU/CSU) ha perdido gran parte de su popularidad tras la derrota en las recientes elecciones legislativas en Renania del Norte-Westfalia, el estado más poblado de Alemania.

La encuesta semanal del instituto demoscópico Forsa publicada hoy revela que los partidos de la Unión han perdido cuatro puntos en una semana hasta situarse en un 31 % de intención de voto en unas eventuales elecciones adelantadas al Bundestag, el parlamento germano. Se trata de su peor resultado desde el pasado mes de octubre, aunque del mismo no se ha beneficiado apreciablemente la oposición socialdemócrata (SPD), que solo sube un punto hasta alcanzar un 27 % de sufragios potenciales.

Los Piratas irrumpen con fuerza en el panorama político y los sondeos les dan un 13%

Una de las grandes novedades del panorama político alemán, según reflejan los sondeos, ha sido la potente irrupción de Los Piratas, que gana igualmente un punto hasta un 13 % de posibles votos, lo que les lleva a un empate porcentual con los Verdes, una de las históricas fuerzas que ha servido como bisagra en la política alemana.

Asimismo los sondeos confirman una tímida recuperación del Partido Liberal (FDP), socio menor de la coalición de Merkel, que llevaba más de un año hundido por debajo del 5 % -límite electoral para lograr escaños- y al que ahora se atribuye una intención de voto del 6 %, su mejor valor desde marzo de 2011.

Finalmente La Izquierda, que pierde voto de protesta en beneficio de Los Piratas y está sumida en una crisis de dirección, solo cuenta con un 6 % de votos potenciales, el peor resultado desde su fundación en junio de 2007 con la fusión de postcomunistas de la extinta RDA y disidentes socialdemócratas.

El sondeo revela que ninguno de los dos frentes tradicionales, Unión y liberales con la suma de un 37 % de votos y socialdemócratas y verdes con un 40 %, alcanzaría una mayoría suficiente para controlar el Bundestag y formar gobierno.