Archivo de Público
Viernes, 18 de Mayo de 2012

Jane Birkin recala en Madrid con dos conciertos dentro de su gira mundial

EFE ·18/05/2012 - 13:08h

EFE - La cantante y actriz Jane Birkin, durante un concierto excepcional, hoy en el Instituto Francés de Madrid.

"Artísticamente hablando, Serge Gainsbourg me fue fiel hasta su muerte", afirma en una entrevista con Efe su musa y compañera durante doce años, Jane Birkin, quien hoy y mañana canta en Madrid en una gira mundial en la que homenajea a su mentor, y con la que recalará en Barcelona el 10 julio.

La mujer que hizo fantasear a más de una generación con "Je t'aime... moi non plus" ofrecerá su "Gainsbourg vía Japan" en el Instituto Francés de Madrid junto a músicos japoneses a los que conoció en un concierto benéfico que ofreció en Tokio con motivo del terremoto y tsunami de marzo de 2011 en Japón.

"¡Mis japoneses me han enseñado a vivir y a aceptar el momento con gratitud! A disfrutar de los vivos, lo que me ha liberado de un cierto dolor del pasado casi enfermizo ...sí, enfermizo", confiesa Birkin, nacida en Londres el 14 de diciembre de 1946.

Con ellos, en 2011, coincidiendo con el veinte aniversario de la desaparición de Gainsbourg -el 2 de marzo de 1991, a los 62 años, en París-, Birkin recuperó los viejos éxitos del prolífico y polémico músico, cantante, autor, compositor, actor y director de cine francés para rejuvenecerlos con aires jazzísticos.

"Quería hacer algo original para Serge e inesperado", de manera que "ni él ni el drama japonés fuesen olvidados", explica.

Una aventura que llega diez años después de que Birkin diese también la vuelta al mundo con "Arabesque", un espectáculo que se tradujo después en un disco y un filme, y en el que impregnaba los temas de Gainsbourg, como "Elisa" o "Les dessous chics" (su canción preferida) con toques argelinos, andaluces, judíos y gitanos.

Y es que si "Je t'aime ... moi non plus" y "69 année érotique" representan el principio de su relación amorosa plasmada en el disco "Jane Birkin Serge Gainsbourg" (1969), "Les dessous chics" o "Amour des feintes" llegaron después de la ruptura de la pareja y en ellas el cantautor seguía manifestándole su amor.

"Artísticamente hablando, él (Gainsbourg) me fue fiel hasta su muerte", señala Birkin, quien subraya que las canciones que compuso para ella desde su separación en 1981 hasta su muerte, diez años después, eran auténticas "joyas" y están entre las "más magníficas" del autor de "Histoire de Melody Nelson".

"Le debo mi éxito", reconoce la hija de la actriz Judy Campbell y del comandante de la Royal Navy, David Birkin, y dice que esta gira es una forma de "agradecer" a quien posiblemente fue el hombre más importante de su vida todo lo que le dio y de "hacerle viajar".

Curtida en la gran pantalla, en las tablas de teatro y en los escenarios, Birkin, quien fue un icono de la moda en los años 70 y 80 y que sigue marcando estilo con su imagen andrógina y bohemio-chic, "no" le molesta en absoluto ser asociada al padre de su segunda hija, Charlotte Gainsbourg, también cantante y actriz.

"¡Si soy conocida en Buenos Aires es debido a 'Je t'aime ...moi non plus'!.¡En Australia, también, y en Hong-Kong, lo mismo!. Fue número uno mundial, lo nunca visto", subraya, y recuerda que fue censurada por el Vaticano y varios países, entre ellos España.

"Sé que en mi funeral esa canción (que incluye los jadeos simulados de un orgasmo femenino y que cantó a dúo con Gainsbourg) se escuchará en la televisión cuando salga con los pies por delante", escribe en la entrevista con Efe vía correo electrónico.

Aunque grabada primero en 1968 por Brigitte Bardot, la amante de entonces de Gainsbourg, esta no vio la luz a petición de la actriz, por lo que fue Birkin quien la popularizó un año después.

El título se inspira en una cita de Dalí: "Picasso es español, yo también. Picasso es un genio, yo también. Picasso es comunista, yo tampoco".

En cualquier caso, esa canción fue un "superbonus" para Birkin, quien tiene como divisas en su vida tres frases que le quedaron grabadas de su madre: "Sonríe y el mundo te sonreirá", "Llora y lloraras sola" y "Mañana será otro día".

Y su día a día transcurre entre sus actividades artísticas, su numerosos compromisos humanitarios y sus tres hijas y sus nietos.

De las tres está "increíblemente orgullosa": la fotógrafa Kate Barry (1967), fruto de su matrimonio con el compositor británico John Barry, Charlotte Gainsbourg (1971) y Lou Doillon (1982), también actriz y cantante, nacida un año después de que Birkin dejase a Serge por el realizador francés Jacques Doillon.

Gainsbourg, autor también de canciones tan conocidas como "La Javanaise", "Les sucettes" o "Poupée de cire, poupée de son", por su parte, rehizo su vida con la actriz Bambou, con quien tuvo a Lucien, más conocido como Lulu, nueva revelación de la canción francesa.

Catalina Guerrero