Archivo de Público
Lunes, 14 de Mayo de 2012

Cientos de personas conmemoran la Nakba en la Universidad de Tel Aviv

EFE ·14/05/2012 - 11:34h

EFE - Un activista palestino protesta en una falsa celda durante una manifestación en Ramala (Cisjordania) hoy, kunes 14 de mayo de 2012, durante una manifestación en protesta de solidaridad con los prisioneros palestinos encarcelados en Israel y contra las condiciones de las cárceles israelíes.

Cientos de personas se congregaron hoy frente a la Universidad de Tel Aviv para conmemorar la "Nakba", los 64 años de exilio y desposesión palestina, en un acto que acabó con tres arrestados y una guerra verbal con una contramanifestación derechista.

El acto, cuya autorización fue debatida incluso horas antes en una acalorada sesión parlamentaria, se celebró frente a la entrada principal de la universidad, que pidió a los organizadores pagar los salarios de los seis guardas de seguridad contratados.

Aunque el ministro de Educación, Gideon Saar, del partido derechista Likud, había pedido su anulación, la Universidad dio luz verde a la conmemoración de la huida o expulsión de sus hogares en el actual Israel de unos 750.000 palestinos entre 1947 y 1949, que los palestinos marcan mañana como el día de la "Nakba" (catástrofe o desastre).

El acto de quienes recordaban la efemérides, vigilado por una gran fuerza policial, contó con una contra manifestación, cuyos participantes entonaron el himno israelí y en ocasiones coreaban "Os hemos traído la Nakba".

Una de las pancartas afirmaba que "La Nakba es mi historia, la de mi madre y la de mi abuela. ¿Cómo puedes decir que es una tontería?".

Entre los contra manifestantes se encontraba el diputado ultraderechista Mijael Ben-Ari, quien aseguró que la Nakba "no es una historia de ficción, sino una mentira".

Horas antes, en el Parlamento, diputados árabes e israelíes ultraderechistas se enzarzaron en un duro debate sobre la autorización del acto en la Universidad.

El pasado enero el Tribunal Supremo israelí dio su visto bueno a una ley sobre la Nakba aprobada el pasado año por la que el Ministerio de Finanzas puede reducir las subvenciones a organismos públicos que conmemoren la independencia de Israel como un día de luto.

En el debate parlamentario de hoy, la diputada del Likud Miri Regev dijo que el acto debería haberse celebrado en Gaza y Moshe Matalon, del ultraderechista Israel Beitenu, dijo a los diputados palestinos que "en cualquier otro país les habrían colgado en medio de la plaza".