Archivo de Público
Lunes, 14 de Mayo de 2012

Máximo histórico de la prima de riesgo desde el euro

El Ibex cae un 2,66% y baja hasta los 6.809 puntos, ante el temor a que Grecia abandone el euro y las perspectivas negativas de la economía

EFE ·14/05/2012 - 17:36h

La bolsa española ha bajado hoy el 2,66% y ha registrado un nuevo mínimo anual (6.809,40 puntos), nivel de octubre de 2003, afectada por la caída de la banca y por las nuevas provisiones que le ha impuesto el Gobierno, así como por el temor a que Grecia abandone el euro y empeore la economía china. El IBEX 35 ha bajado 186,20 puntos (el 2,66%) la novena mayor caída del año, hasta 6.809,40 puntos. Las pérdidas anuales aumentan al 20,51%.

El comienzo de la sesión estuvo condicionado por los resultados de las elecciones en Renania-Westfalia, con la derrota del CDU, el partido de la canciller alemana Angela Merkel y las dificultades para formar gobierno en Grecia.

Las provisiones que tiene que destinar la banca española para afrontar el riesgo inmobiliario y la rebaja de la calificación de la deuda de China, después de que el sábado se conociera que se reducía el coeficiente de caja de la banca por la caída de la producción industrial, llevaban a la bolsa española a perder el nivel de 6.800 puntos hora y media después de la apertura.

Aunque el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, alababa la reforma financiera aprobada el pasado viernes, la bolsa española perdía alrededor del 3%. Después de la subasta de letras a doce y dieciocho meses, el Tesoro español colocó algo más caros títulos por valor de algo más de 2.900 millones, y después de que se conociera que la producción industrial en la zona euro bajó el 0,3 por ciento en marzo y de que Italia vendiera deuda, la bolsa recuperaba la cota de 6.800 puntos.

Prima de riesgo

Mientras tanto el euro se cambiaba a menos de 1,29 dólares y empeoraba la prima de riesgo, que se elevaba hasta 490 puntos básicos y el rendimiento de los bonos españoles a largo plazo se elevaba al 6,2%, en un nuevo ataque a la deuda periférica por la posibilidad de que se convoquen nuevas elecciones en Grecia.

Antes de la apertura de Wall Street se conocía que el Banco Central Europeo (BCE) continuaba sin comprar deuda española. La caída del mercado neoyorquino arrastraba a la plaza nacional hasta el mínimo de la sesión (6.762,8 puntos).

Aunque Wall Street caía por el sector financiero y el retroceso del petróleo -el Brent bajaba hasta 110 dólares el barril, lo que se reflejaba en el euro, que descendía a 1,284 dólares, nivel de enero pasado-, aguantaban su soporte -precios que frenan las ventas- y la bolsa española recuperaba la cota de 6.800 puntos, aunque cerraba en niveles de octubre de 2003.

Bajan los grandes valores

Todos los grandes valores bajaron: BBVA, el 3,72 por ciento; Banco Santander, el 3,04 por ciento; Iberdrola, el 2,88 por ciento; Telefónica, el 2,51 por ciento, y Repsol, el 1,71 por ciento.

La nacionalizada Bankia comandó las pérdidas del IBEX y registró la segunda mayor bajada de la bolsa española con un descenso del 8,93 por ciento, en tanto que FCC perdió el 6,07 por ciento; Gamesa, el 6,03 por ciento, y Abengoa, el 5,45 por ciento.

Sólo subieron dos compañías del IBEX: Mediaset (1,52 por ciento) y Grifols (0,22 por ciento). Amadeus repitió cotización y la menor caída correspondió a Acciona, que perdió el 0,76 por ciento.

El primer puesto por pérdidas del mercado continuo correspondió a Clínica Baviera, que cayó el 9,74 por ciento, mientras que Azcoyen, que publicó resultados, ocupó el lugar opuesto con una subida del 4,37 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subía 22 centésimas y se situaba en el 6,20 por ciento antes del cierre, mientras que el rendimiento de los títulos germanos descendía siete centésimas, hasta el mínimo histórico del 1,45 por ciento. El efectivo negociado se ha situado en 2.030 millones de euros, de los que algo más de 600 fueron intermediados por inversores institucionales.