Archivo de Público
Jueves, 10 de Mayo de 2012

Luis Enrique abandona la Roma

Según la prensa italiana, el técnico español ha anunciado a sus jugadores que dejará el club a final de temporada

PÚBLICO.ES / EFE ·10/05/2012 - 18:36h

EFE - Luis Enrique, durante el partido de la Roma ante el Catania. -

El técnico español de la Roma, Luis Enrique Martínez, ha anunciado  a sus jugadores que abandonará el equipo a final de esta temporada, según han informado en sus ediciones digitales los diarios deportivos Corriere dello Sport y La Gazzetta dello Sport.

Luis Enrique llegó al banquillo del equipo para tomar el relevo del italiano Vincenzo Montella el pasado verano después de haber estado tres años al frente del filial del Barcelona. en este año la Roma ha sumado, a falta de una jornada para la conclusión del campeonato, 53 puntos, lo que le sitúa en el séptimo puesto de la tabla y le deja fuera de Europa de cara a la próxima campaña.

El técnico asturiano comunicó su decisión a los jugadores durante el entrenamiento celebrado en Trigoria, la ciudad deportiva del Roma, en una charla en la que aprovechó para agradecerles sus esfuerzos y despedirse de ellos. Fuentes de la entidad consultadas declinaron comentar la noticia y emplazaron a un eventual comunicado oficial por parte del club.

La marcha del técnico asturiano ya había sido contemplada por los medios

La marcha del técnico asturiano ya había sido contemplada por los medios de comunicación en las últimas semanas, que incluso se atrevieron a señalar al portugués André Villas-Boas como su posible sustituto. En esta misma línea se había expresado el director deportivo del Roma, Walter Sabatini, el pasado 1 de mayo tras el encuentro liguero ante el Chievo.

Sabatini dijo entonces que creía que Luis Enrique estaba pensando en su adiós ya que "no sintiendo el apoyo para sí mismo" no sentía que pudiera trasladarlo al equipo y, por tanto, no quería poner al club "en una situación de desequilibrio". En las últimas semanas eran muchas las voces que pedían la marcha del técnico, ya que a la prensa, que en reiteradas ocasiones le culpó de los malos resultados cosechados por el club, se unieron los aficionados, que también le instaban a decir adiós.

Los seguidores, entusiasmados por la llegada de nuevos accionistas y de un joven entrenador que abriría una nueva etapa, habían perdonado la salida de la fase previa de la Liga Europa, los dos derbis contra el Lazio perdidos, incluso los cuatro goles encajados contra la Juventus, pero la derrota contra la Fiorentina, el pasado 25 de abril en el estadio Olímpico romano, colmó el vaso.