Archivo de Público
Jueves, 10 de Mayo de 2012

Las partes implicadas en la expropiación de TDE confían en el diálogo

EFE ·10/05/2012 - 07:46h

EFE - El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, antes de su comparecencia en el Congreso. EFE/Archivo

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha sido hoy el último representante de las partes implicadas en la polémica por la nacionalización de TDE, filial de Red Eléctrica en Bolivia, en mostrar su confianza en el diálogo con el Gobierno boliviano para establecer una indemnización.

El Ejecutivo español y Red Eléctrica de España (REE) han expresado que existe sintonía con Bolivia para que se establezca el justiprecio por esta operación, tal y como le comunicó a Soria su homólogo boliviano.

De hecho, el ministro español ha explicado que el pago de la indemnización es algo que le aseguró el titular de Energía e Hidrocarburos boliviano, Juan José Sosa, así como la participación de REE en la selección de una compañía "independiente de reconocido prestigio internacional" que haga la valoración de Transportadora de Electricidad (TDE).

El presidente de REE, José Folgado, mantuvo esta semana en La Paz una primera reunión con Sosa, quien destacó que la sesión se desarrolló en un "ambiente cordial".

Nada que ver, según el ministro Soria, con la situación que vivió la petrolera española Repsol con la expropiación de YPF en Argentina.

"Desde algunos ámbitos se ha querido establecer un paralelismo entre la expropiación de YPF y la que ha tenido lugar en Bolivia con TDE. Hay que dejar clara la diferencia entre esta expropiación y la de Argentina, que, además de claramente ilegal, es discriminatoria y ha habido ausencia de voluntad de dialogo", ha afirmado Soria.

El ministro también ha apuntado que la nacionalización de empresas que gestionan los recursos en Bolivia obedece a una política sostenida del Ejecutivo del país y que el decreto que afecta a REE no es un caso aislado, ya que otras compañías de diferentes nacionalidades se han visto involucradas en procesos similares con anterioridad.

"El principio de control sobre los recursos naturales impregna la constitución de Bolivia y el plan nacional de desarrollo. No se observa, por tanto, signo alguno de discriminación contra las empresas españolas", ha asegurado.

España y Bolivia han reiterado su deseo de tener "buena relación", incluso "intensa", tras la expropiación de TDE, afirmó el secretario de Estado para Iberoamérica, Jesús Gracia, tras reunirse con el presidente, Evo Morales.

Según Gracia, "el resto de las empresas españolas que están aquí -en Bolivia- están trabajando muy bien, a satisfacción del Gobierno boliviano y a satisfacción de España, y creo que eso es lo que hay que privilegiar".

Desde REE, Folgado dijo que la situación "evoluciona" de forma "satisfactoria", aunque matizó que "mentiría" si dijese que le agrada la expropiación.

El presidente de REE señaló en declaraciones a Efe que no habrá arbitraje por la expropiación de su filial TDE si Bolivia cumple el compromiso de transparencia y diálogo para llegar a un acuerdo.

La compañía española se muestra dispuesta "a colaborar durante el proceso de fijación de la compensación" y confía en llegar a un acuerdo "para alcanzar una indemnización adecuada y defender así los intereses de sus accionistas, tanto nacionales como internacionales".

De cualquier manera, el Gobierno de España acompañará a REE durante la negociación, según Soria, quien ha destacado hoy que apoyará a todas las empresas españolas en el exterior y que les "acompañará y prestará todo el apoyo que sea necesario y posible".