Archivo de Público
Miércoles, 9 de Mayo de 2012

Muere una mujer de 56 años de un navajazo en un robo en Algeciras (Cádiz)

EFE ·09/05/2012 - 14:25h

EFE - Un vecino señala el sitio exacto donde hoy ha fallecido una mujer de unos 60 años víctima de una herida de arma blanca, tras resistirse a un robo, en el bloque de viviendas número 10 de la urbanización Parque Bolonia de Algeciras (Cádiz).

Una mujer de 56 años y que responde a las iniciales M.M.S.L. ha fallecido hoy en Algeciras (Cádiz) después de recibir un navajazo tras resistirse a un robo que tuvo lugar en la urbanización Parque Bolonia de esta ciudad.

Según fuentes policiales, los hechos se han producido alrededor de las 11.30 horas, en el bloque número 10 de la citada urbanización algecireña, cuando los gritos de la víctima alertaron a los vecinos y las personas que se encontraban en la zona en ese momento.

Un joven, de 23 años, había intentado atracarla, siguiéndola desde la calle hasta el portal, y la asaltó en el momento en el que la víctima se disponía a coger el ascensor.

Al resistirse, el agresor le propinó una puñalada a la altura del cuello con un arma blanca que portaba.

Las fuentes policiales indicaron que, a la espera de que la autopsia dictamine si se ha tratado de más puñaladas, el examen visual sólo arrojaba una herida incisiva.

Tras los gritos, los testigos trataron de auxiliar a la víctima, que cayó desplomada en el portal en un reguero de sangre, mientras que el agresor huyó a pié.

Los testigos del crimen llamaron al servicio de Emergencias 112 para que atendieran a la mujer, que fue trasladada de urgencia al hospital Punta Europa de Algeciras, donde falleció por la gran cantidad de sangre que había perdido.

M.M.S.L., viuda, con dos hijas y que había perdido a un hijo hace años en un accidente de tráfico, era una mujer muy conocida y querida en su barriada, ya que había regentado el bar que se encuentra justo bajo el edificio donde vivía.

Tras producirse la agresión, efectivos de la Policía Nacional desplegaron un dispositivo de búsqueda e identificación del autor de los hechos, que culminó con su localización en un local de la barriada de La Reconquista, donde solía pernoctar.

Allí, el presunto agresor se atrincheró, sin facilitar el acceso a los efectivos policiales, que permanecieron cerca de una hora en la zona, hasta que lograron entrar en el cuartillo y detener al delincuente quien no ofreció resistencia alguna.

Según señalaron fuentes policiales a Efe, el detenido, de 23 años y que responde a las iniciales J.A.M.D., ya contaba con antecedentes, la mayoría de ellos por robos y delitos similares.

De hecho, hace años había ingresado en un centro de reforma juvenil e, incluso, le pesaban órdenes de alejamiento sobre algunos miembros de su familia.