Archivo de Público
Miércoles, 9 de Mayo de 2012

El PP dice que España será intervenida si no cumple las reformas de Rajoy

Un alto cargo del PP dice que España ha estado "dos veces al borde del precipicio" en los cuatro meses que Rajoy lleva en La Moncloa

PUBLICO.ES / SERVIMEDIA ·09/05/2012 - 13:25h

EMILIO NARANJO / EFE - Reunión de dirigentes del PP en la sede de la calle Génova en Madrid.

La dirección nacional del PP cree que España se encuentra "en una situación crítica" por el elevado déficit de las administraciones públicas. Elevando aún más el tono dramático que suele emplear el presidente del Gobierno, en el PP lanzaron el mensaje de que o se aplican a fondo las reformas "o nos intervienen". No hay alternativa, según el PP.

Un alto cargo del PP aseguró este miércoles que España ha estado "dos veces al borde del precipicio" en los cuatro meses que Rajoy lleva en La Moncloa, a la vez que reconoció que el riesgo de intervención no ha desaparecido.

"Estamos en una situación crítica", sentenció, mientras la prima de riesgo se disparaba esta mañana hasta los 450 puntos. "En junio vuelven los inspectores de la Comisión Europea y es obligatorio cumplir, porque nos la estamos jugando".

El PP tiene claro que "o cumplimos o nos intervienen" desde las instancias comunitarias, dado que España está obligada a reducir el déficit público del 8,5% con el que finalizó el año 2011 al 5,3% que se ha marcado como objetivo para 2012.

La dirección nacional del PP está convencida de que las reformas que está aplicando el Gobierno de Rajoy son imprescindibles "para corregir los errores del pasado", especialmente en materia sanitaria, donde el sistema acumula una deuda de unos 16.000 millones de euros.

Los conservadores justifican la reforma del sistema sanitario desde el convencimiento de que "no podemos mantenerlo si no le damos la vuelta".

Creen que requiere una "liposupcción para mantener lo bueno y prescindir de la grasa".

El PP avisó este miércoles de que el sistema sanitario "no se puede mantener" tal y como está porque resulta inviable en la actualidad por el fuerte incremento del paro de los últimos años y la caída de los ingresos públicos.

Por eso, adujo que sólo podrá conservarse "si se rebaja el gasto o se suben los ingresos" y, en este sentido, recalcó que el Gobierno de Mariano Rajoy "ha hecho los deberes" al proponer una reforma del sistema sanitario que pretende ahorrar unos 7.000 millones de euros cada año.