Archivo de Público
Miércoles, 9 de Mayo de 2012

Lucha rojiblanca por la gloria europea

El Athletic busca su primer título europeo de la historia y el Atlético de Madrid su segunda Europa League en tres años

PÚBLICO.ES / EFE ·09/05/2012 - 08:15h

Los jugadores del Athletic Club de Bilbao se retiran ayer del entrenamiento previo a la final. EFE

Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao se juegan este miércoles la gloria europea en la que será la final española en Europa de la temporada, cuando todo el mundo esperaba un Barça - Real Madrid en la Champions.

Será un gran desafío para los dos equipos, protagonistas de un duelo decisivo en el estadio Nacional de Bucarest, un choque que prevé igualdad, goles y emoción, que dará la gloria al campeón y que dejará sin consuelo al perdedor.

Todo o nada en noventa minutos, quizá más, si hay empate, en la segunda final española de la historia del torneo, tras la ganada en los penaltis por el Sevilla al Espanyol en el curso 2006-07, y la séptima en una competición continental, entre la Copa de Ferias, la Liga de Campeones, la Supercopa y la Copa de la UEFA.

En juego, un título europeo, el primero de la historia del equipo bilbaíno, que perdió su única final anterior, en la Copa de la UEFA de 1977 frente al Juventus, y el cuarto para el conjunto madrileño, ganador de la Liga Europa hace dos años en Hamburgo, donde volvió a la primera plana futbolística con un triunfo ante el Fulham.

Avalados por su gran competición

Ese es el objetivo de ambos equipos, que llegan al día decisivo avalados por su caminar previo. En el caso del de Marcelo Bielsa una inolvidable aventura con la gesta de Old Trafford, donde barrió al Manchester United, como hito para la memoria de una afición que ha acompañado en masa a sus jugadores allá a donde se han desplazado.

El Atlético ha destapado su mejor versión en el torneo internacional

Mientras, el Atlético, en una temporada con demasiados altibajos en Liga, ha destapado su mejor versión en el torneo internacional, en el que entró en juego hace más de nueve meses hasta alcanzar la final de Bucarest, donde llega avalado por sus once triunfos consecutivos, los dos últimos ante el Valencia en las semifinales.

El equipo dirigido por Simeone, incontestable en la Liga Europa de este curso, con un balance de dieciséis victorias, un empate y una sola derrota, manda en triunfos y goles en esta edición del torneo, a la espera de la final de mañana, con duelo argentino en los banquillos, Marcelo Bielsa-Diego Simeone, y de goleadores sobre el césped: Radamel Falcao-Fernando Llorente.

Duelo Llorente-Falcao

Todas las miradas apuntan a ambos jugadores en las horas previas a la final. El atacante colombiano, máximo goleador de esta edición de la Liga Europa, con diez tantos, es la referencia rematadora del Atlético; el internacional español, que suma siete esta campaña en esta competición, es el líder ofensivo del Athletic Club.

Simeone dispone de su once de gala para el partido. Sólo la ausencia del portugués Tiago Mendes, que cumplirá sanción tras su expulsión en el choque de vuelta de semifinales ante el Valencia y que se une en la lista de bajas a su compatriota Silvio Azevedo y Fran Mérida, altera su alineación titular tipo.

El argentino, después de una larguísima temporada, dijo ayer que "no hay cansancio en el equipo, solo ilusión" para ganar la que sería su segunda Europa League en tres años.

"Lo importante es la naturalidad"

Bielsa: "Las emociones y las sensaciones se multiplican"

Por su parte, Bielsa anunció ayer que jugará con "los habituales", liderados en ataque por un colosal Fernando Llorente. El atacante del equipo bilbaíno y la larga nómina de media puntas que coloca el entrenador sobre el terreno de juego, Markel Susaeta, Óscar De Marcos, Ander Herrera e Iker Muniain, han marcado la línea a seguir por el Athletic en esta temporada.

"Las emociones y las sensaciones se multiplican, pero lo significativo es cómo se traducen en el juego todas esas particularidades. Lo importante es la naturalidad y la disponibilidad de nuestros recursos. Esa es la mayor garantía para que podamos resolver satisfactoriamente lo que hay en juego", señaló ayer Bielsa.  

Todos los hombres de Bielsa tratarán de redondear la historia que no pudieron completar otras generaciones anteriores de leyenda en el equipo bilbaíno con el fútbol ofensivo, dinámico, intenso y combinativo que propugna Bielsa. Un juego atractivo y vistoso que ha concretado sus mayores hitos en este curso singular precisamente lejos de San Mamés, en Manchester y Gelsenkirchen.