Archivo de Público
Lunes, 7 de Mayo de 2012

Rajoy se contradice de nuevo y no descarta ayudar a los bancos

El presidente del Gobierno ha cambiado de opinión desde el periodo de campaña electoral en temas como recortes en sanidad, educación, subida del IVA y del IRPF, entre otros temas

MARÍA GONZÁLEZ ·07/05/2012 - 13:30h

La sorpresa cada vez es menor cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anuncia una nueva medida que contradice alguno de los puntos claves de la campaña electoral que siguió su partido. Este lunes ya ha aclarado que hará "cualquier cosa aunque dijera que no la iba a hacer".

Algo que también aseguró durante el proceso electoral fue un lenguaje claro en el que se llamara "al pan, pan y al vino, vino", sin embargo el uso de la neolengua no ha ayudado a diferenciar las "reformas" de los recortes, entre las que se encuentran la"flexibilización de las condiciones para evitar el despido" o reforma laboral, o el "recargo temporal de solidaridad" o subida del IRPF.

Entre los cambios de política de Rajoy, el último es que no descarta inyectar dinero a los bancos, entidades a las que "no iba a dar ni un euro", según dijo en el debate electoral televisado en TVE contra Alfredo Pérez Rubalcaba.

En su periodo como presidente ya ha anunciado la subida del IRPF y un futuro aumento del IVA

Lo mismo ha pasado con el IVA, un impuesto cuya subida suponía "un sablazo del mal gobernante", según declaró en Soutomaior, Pontevedra. En el Congreso de los Diputados, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, también aseguró que no se tocaría este impuesto. Sin embargo, las últimas noticias son que en 2013 será "necesario" aumentar la recaudación a través de "impuestos indirectos", entre los que se encuentra el IVA.

Otro impuesto que también subió fue el IRPF. El aumento lo justificó diciendo que así se evitaba la subida del IVA. Incluso antes de las elecciones, cuando el gobierno socialista impuso la subida del IVA en 2009, Rajoy espetó que se opondrían a "cualquier subida de impuestos" ya que significaba "más paro y más recesión y darle un vuelta de tuerca más a la maltrecha economía de las familias y las empresas". Sin embargo, el presidente del gobierno ahora entiende estos cambios como "lo necesario" para salir de la crisis.

El PP se oponía a "abaratar el despido"Su política basada en "austeridad, estímulos y reformas" también ha llevado a cabo una reforma laboral que abarata el despido, algo que el PP no pretendía, según declaraciones de Mariano Rajoy en Telecinco en septiembre de 2011. Lo que planteaban era "promover que el contrato indefinido sea la regla general". En la entrevista que ha realizado hoy en Onda Cero confía en que la tasa de parados no supere los 6 millones, actualmente España cuenta con más de 5,6 millones de personas sin trabajo, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Los recortes en derechos sociales también se han hecho efectivos en sanidad y educación sobre todo. "Le voy a meter la tijera a todo salvo a las pensiones públicas, a la sanidad y a la educación" declaró Rajoy el 4 de noviembre de 2011. Sin embargo, un comunicado del gobierno anunció 10.000 millones de recorte en sanidad y educación.

"Yo no voy a hacer el copago" aseveró Rajoy en una entrevista en Telecinco, cuando el 20 de abril se aprobó el farmacéutico que obliga a pagar un mínimo del 10% del precio de las medicinas, porcentaje que varía según la renta.

Un pilar en el que basó su oposición durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y toda la campaña electoral fue en criticar las "improvisaciones constantes" que decía realizaba el gobierno socialista. "Hay que comprender a la gente", pedía Rajoy en el Congreso en septiembre de 2009, "como pueden ver creíbles los ciudadanos a un gobierno contradictorio que derrocha inconsistencia, especialista en improvisaciones, que vive al día, que da palos de ciego y que nunca dice la verdad". Las demandas populares en contra del tijeretazo del gobierno conservador no están siendo escuchadas de la forma en la que exigía Rajoy a Zapatero desde la oposición para "comprender" a la ciudadanía.