Viernes, 5 de Octubre de 2007

Álvaro Mutis denuncia el "paraíso impostor de la llamada sociedad de consumo" en un acto del festival VivAmérica

EFE ·05/10/2007 - 16:24h

EFE - El escritor colombiano Álvaro Mutis (izda), durante la clase magistral que impartió hoy en la primera jornada del Festival Vivamérica en la Casa América en Madrid. EFE

El literato colombiano afincado en México Álvaro Mutis explicó hoy en Madrid su visión del mundo actual, al que considera un "paraíso impostor de la llamada sociedad de consumo", en el que "el castellano se encuentra sumergido en el vértigo de la informática".

El poeta y novelista pasó por la capital española para inaugurar en festival VivAmérica e, introducido por el escritor y periodista mexicano Juan Villoro, expuso en la Casa de América de Madrid su sombría visión de la sociedad actual bajo el título de "Hoy vivimos como zombis".

"Jamás en su vida sobre la Tierra el hombre ha vivido más solo, más aislado de sus semejantes, más vejado por sus propios inventos, destinados a borrar en él hasta último rasgo de humanidad", comenzó.

Así, las nuevas tecnologías fueron el hilo conductor del que se sirvió Mutis -galardonado con el Premio Príncipe Asturias de las Letras en 1997 y el Premio Cervantes 2001- para articular su reflexión sobre la incomunicación.

Y es que, según Mutis, "hasta no hace mucho tiempo, menos de un siglo, el hombre solía comunicarse con sus congéneres gracias al impacto directo de su voz viva, al calor de su piel, al fulgor de sus ojos, al aura de sus humores".

Unas vías de expresión que Mutis defiende porque "ninguna de estas herramientas de relación puede ser propensa a la mentira y al engaño institucionalizado que utilizan hoy en día los medios electrónicos", aseveró en su ponencia.

También dijo que en los textos que ha podido leer en la red, se ha encontrado, además, con "una sarta de anglicismos españolizados", aunque confía en el empuje histórico de la larga tradición de la lengua castellana.

"Dejemos ahora que el castellano viva su destino, confiemos en su poder de supervivencia y de transformación. No nos inquietemos por la suerte de nuestra lengua, inquietémonos más bien por nuestra precaria posibilidad de subsistir", se lamentó.

Sin embargo, con la misma lucidez intelectual que mantiene a sus 84 años para expresar su pesimismo, el escritor de "Los elementos del desastre" (1953) se mostró abierto a los aspectos bellos que todavía le ofrece la vida.

"La poesía está presente para testimoniar una parte de ese dolor y también para continuar cantando las cosas del mundo que deben conservarse y deben cantarse", explicó Mutis (Bogotá, 1923).

Y así, pese a considerar el mundo actual "una época atroz en la que se oyen ya las trompetas del apocalipsis", abre la esperanza a un último estertor humanista, ya que "lo último que hará el hombre antes de destruir La Tierra será, seguramente, un trozo de poesía".

Mutis tuvo que huir de Colombia en 1956 durante la dictadura de Pinilla por una acusación de malversación de fondos que le hizo exiliarse en México.