Archivo de Público
Miércoles, 2 de Mayo de 2012

Una "empresa independiente" fijará el valor de la filial de Red Eléctrica

El Gobierno boliviano se da un plazo máximo de seis meses para compensar a la empresa española. España vigilará el reembolso de la inversión realizada, dice De Guindos

PUBLICO.ES / AGENCIAS ·02/05/2012 - 10:08h

El Gobierno de Bolivia recurrirá a una empresa externa e "independiente" para que fije el valor de la Transportadora de Electricidad (TDE), la filial de Red Eléctrica Española (REE) en este país que ayer, martes, fue nacionalizada por el Ejecutivo de Evo Morales. Esa valoración deberá hacerse en un plazo máximo de seis meses.

Según se puede leer en el Decreto Supremo 1214 que ratifica la nacionalización de la filial de REE, "se instruye a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) a pagar el monto correspondiente al total del paquete accionario de la Sociedad Red Eléctrica Internacional en la Empresa Eléctrica Transportadora de Electricidad y/o a los terceros, después de un proceso de valuación que se encargará a una empresa independiente contratada por ENDE en el plazo de 180 días hábiles a partir de la publicación de la norma".

El ministro español de Economía y Competitividad, Luis De Guindos, dijo tras conocer la intención de Bolivia de que haya una compensación que España vigilará el reembolso de la inversión realizada por la filial de Red Eléctrica Española (REE) en Bolivia. "Bolivia ha garantizado que se va a compensar a la empresa de los costes invertidos en la red de electricidad, lo cual evidentemente es un elemento que el Gobierno español va a vigilar", señaló el ministro a su llegada al Ecofin que se celebra en Bruselas.

De Guindos recalcó que la decisión de Evo Morales nada tiene que ver con la de Argentina respecto a YPF. "No creemos que exista en absoluto una situación generalizada. Son situaciones independientes", afirmó. De Guindos insistió, sin embargo, en que se trata de decisiones "que son negativas fundamentalmente para los países que las toman y que tienen implicaciones a medio plazo" desde el punto de vista del desarrollo económico y la garantía de las inversiones.

De Guindos: "Este tipo de decisiones no gustan al Gobierno español"

"Este tipo de decisiones no gustan al Gobierno español", admitió el ministro.

La decisión del Gobierno boliviano cuenta con un amlio respaldo de la población y de numerosas organizaciones sociales y políticas del país. El Ejecutivo ha hecho un esfuerzo por explicar los motivos de esta nacionalización y darle los mayores visos de legalidad: cita varios artículos de la Constitución o un decreto de 2008 que también le permite intervenir.  Las autoridades recuerdadn que la Constitución establece que el Estado puede intervenir en toda la cadena productiva de los sectores estratégicos para garantizar su abastecimiento, o el que le permite tomar el control y la dirección de los recursso naturales del país.

Morales justificó la nacionalización como un justo reconocimiento a los trabajadores y al pueblo boliviano, que "ha luchado por la recuperación de los Recursos Naturales y de los servicios básicos". El presidente también recurrió a argumentos económicos al asegurar que "esa empresa internacional española en 16 años apenas ha invertido 81 millones de dólares, una inversión en término medio de cinco millones al año", algo que consideró insuficiente.

 

Algunos datos económicos


Red Eléctrica Internacional adquirió en 2002 el 99,94% de las acciones de la empresa boliviana Transportadora de Electricidad, propietaria y operadora del Sistema Interconectado Nacional boliviano (SIN), que atiende el 85% del mercado nacional.

La Transportadora de Electricidad, fundada el 17 de julio de 1997, es agente transmisor en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) de la República de Bolivia y tiene 1.961,60 kilómetros de líneas y 22 subestaciones en todo el país.

El Estado español, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), es el principal accionista de Red Eléctrica de España (REE), con el 20% del capital, ya que el resto está repartido en Bolsa.

Red Eléctrica de España está presente en dos países de América, Bolivia y Perú, a través de su filial Red Eléctrica Internacional. La empresa española facturó 45,7 millones de euros en 2011 por su negocio internacional, apenas el 3% del conjunto de la empresa, y de este porcentaje la mitad procede de la actividad en Bolivia.

En su último informe económico correspondiente al ejercicio 2011, REE asegura que TDE ha mantenido el año pasado "un ritmo sostenido de inversiones en el mercado eléctrico boliviano, iniciando la ejecución de cinco proyectos, con una inversión de 9,6 millones de dólares".