Archivo de Público
Martes, 1 de Mayo de 2012

Barcelona vive la manifestación más masiva en años en plena crisis económica

EFE ·01/05/2012 - 16:09h

EFE - Miles de ciudadanos se manifestan por el centro de Barcelona.

Los sindicatos han conseguido hoy sacar a la calle en Barcelona a miles de ciudadanos para reclamar políticas de impulso de la economía y protestar contra los recortes y la reforma laboral, en la celebración más masiva del Primero de Mayo que se ha vivido en Cataluña en los últimos años.

Bajo el lema "Trabajo, derechos y dignidad. Se lo quieren cargar todo", unas 100.000 personas, según los sindicatos, y 15.000, según los Mossos d'Esquadra, han recorrido desde la confluencia de Paseo de Gràcia y Ronda Sant Pere hasta la avenida de la Catedral, en una manifestación convocada por CCOO y UGT, que se ha desarrollado en un ambiente pacífico y sin incidentes.

Estas cifras de participación son muy superiores a las registradas el año pasado cuando los sindicatos aseguraron que los asistentes fueron 40.000 personas, frente a las 8.000 que calculó la Guardia Urbana.

En años anteriores, el número de participantes había sido más o menos similar a los de 2010, incluso menor antes de la crisis.

Además de los participantes en esta marcha central, cerca de un millar de personas se ha manifestado, siguiendo la convocatoria del sindicato CGT, en una marcha que ha discurrido entre Via Laietana y Plaza dels Àngels, mientras unos pocos centenares más han ido desde Plaza Universitat al Raval convocados por USOC, el tercer sindicato de Cataluña.

Centenares de ciudadanos han participado también en las manifestaciones del Primero de Mayo que se han celebrado en Lleida, Girona, Tarragona y Tortosa.

Estas manifestaciones se producen en un momento de fuerte crisis económica cuando se han batido récords de número de parados y en el número de hogares en los que ya no entra ningún ingreso.

En este contexto, los recortes en servicios básicos como la educación y la sanidad, la reforma laboral y los últimos anuncios de subidas de impuestos para 2013 han contribuido al éxito de participación, según han subrayado hoy los sindicatos.

Los líderes de CCOO y UGT en Cataluña, Joan Carles Gallego y Josep Maria Álvarez, respectivamente, han denunciado que las políticas para luchar contra el déficit público iniciadas en 2010 están llevando el país "a una nueva recesión económica que comporta más paro, precariedad laboral y el aumento de la brecha entre ricos y pobres".

A dos días de la celebración en Barcelona de la reunión del Banco Central Europeo (BCE), los dirigentes sindicales han reclamado políticas de estímulo y de inversión pública que permitan recuperar la actividad económica y el empleo, y han propuesto que los recursos para ello se obtengan de una reforma fiscal que haga pagar más a quien más tiene.

Gallego ha pedido a los trabajadores que continúen luchando contra la reforma laboral y los recortes "tanto en la calle como en las empresas" y se ha mostrado convencido de que, de esta manera, se conseguirá frenar las medidas de austeridad aprobadas por el Gobierno español y el catalán.

El dirigente de CCOO ha llamado a los ciudadanos a seguir movilizándose denunciando "la austeridad dogmática" y exigiendo un cambio de rumbo para abordar la crisis.

Por su parte, Josep María Álvarez ha destacado que la celebración de este Primero de Mayo es especialmente importante porque debe servir para que el Gobierno central y el catalán sepan "que no tenemos miedo y que no conseguirán sacarnos de la calle".

Álvarez se ha referido también a la protesta popular contra los peajes y ha compartido la indignación de los automovilistas por lo que es "una injusticia histórica" que lleva a que "los catalanes paguemos el 60% del total de la recaudación de las autopistas españolas".

Entre otras consignas, los participantes en las manifestaciones han coreado lemas como "Es mentira. Hay dinero. Lo tienen los banqueros" y "No es una crisis. Es una intervención".