Viernes, 5 de Octubre de 2007

Arranca la campaña antártica con 21 proyectos que estudiarán el cambio climático

EFE ·05/10/2007 - 16:04h

EFE - El Buque de Investigación Oceanográfica (BIO) "Las Palmas". EFE

La campaña antártica española 2007-2008, la primera de estas características que se realiza dentro del Año Polar Internacional, arranca el próximo 7 de octubre con 21 proyectos científicos, de los que 18 están directamente relacionados con el estudio del impacto del cambio climático.

Durante la presentación hoy de la campaña, el secretario de Estado de Universidades e Investigación, Miguel Ángel Quintanilla, explicó que se trata de conocer la situación medioambiental de una de las regiones de nuestro planeta que más influencia tienen en el cambio climático global.

Destacó la "exhaustividad" del enfoque científico de la campaña, en la que participan 82 investigadores, 25 técnicos de apoyo, y los buques de investigación oceanográfica Hespérides y Las Palmas, y que financia el Ministerio de Educación y Ciencia.

Durante los cuatro meses que dura, se estudiarán la oceanografía física, la geología marina, los sistemas acuáticos, la contaminación química de las aguas, el suelo helado, la zoología de la zona o el ozono atmosférico.

El secretario de Estado se refirió al "inmediato" futuro de la financiación de la ciencia polar en España y resaltó que el Plan Nacional de I+D+i 2008-2011, aprobado recientemente, tiene entre sus apuestas estratégicas la energía y el cambio climático, un área a la que el próximo año se dedicarán más recursos que en 2007.

El presupuesto del Año Polar en España alcanza los 8 millones de euros, de los que 3,5 millones se destinan a proyectos de investigación, una cantidad similar a logística y un millón a becas.

Quintanilla señaló que esta campaña se produce en un momento histórico, ya que en 2008 se cumplen 20 años de la apertura de la Base Juan Carlos I en la Antártida (Livingston), primera gran instalación científica española dedicada a la investigación polar.

Además de en ésta, los científicos trabajarán también en la Base Gabriel de Castilla (Isla Decepción) y en instalaciones de Chile, Reino Unido y Argentina.

La presidenta del Comité Nacional del Año Polar Internacional en España, Margarita Yela, puso de relieve la complicación de la campaña debido a la gran cantidad de participantes, y explicó que de los 21 proyectos, cuatro utilizan logística de otros países, entre ellos el que estudiará la sensibilidad de los ecosistemas antárticos y subantárticos al cambio global.

Otros proyectos estudiarán el efecto del aumento de las temperaturas en la fisiología de los pingüinos antárticos, el comportamiento de los glaciares (resultado neto de la acumulación de nieve, fusión de hielo y desprendimiento de icebergs o los ecosistemas acuáticos no marinos (lagos y ríos) como sensores del cambio climático en zonas polares.

Además, se investigará la actividad volcánica en la isla Decepción (donde se ubica la Base Gabriel de Castilla) y su entorno y los intercambios de agua entre las plataformas continentales y mar abierto.