Archivo de Público
Lunes, 30 de Abril de 2012

El 15-M impulsa una oficina para luchar contra la precariedad laboral

Los indignados pretenden visibilizar las condiciones de trabajo de los más "desprotegidos". Promueven una asesoría legal gratuita para denunciar "prácticas abusivas". La iniciativa se presenta mañana en Madrid

ELENA HERRERA ·30/04/2012 - 13:34h

Imagen de archivo de una pancarta en la Puerta del Sol de Madrid el pasado verano.

Con el objetivo de denunciar las "prácticas abusivas" y visibilizar las condiciones laborales de los trabajadores más desprotegidos, miembros de diversas plataformas y organizaciones vinculadas al 15-M madrileño se han unido para poner en marcha la Oficina Precaria. Un espacio que, pretenden, sirva para mejorar las condiciones de trabajo de los asalariados, muchos de ellos jóvenes, que alternan becas con contratos temporales o empleos precarios. 

"Si trabajas en negro. Si encadenas contratos a tiempo parcial. Si eres becario y no cotizas. Si no tienes posibilidad de organizarte junto a otros trabajadores. Si cada día trabajas más, ganas menos y en peores condiciones: eres un trabajador precario", proclaman en su página web. Es este al público al que se dirigen en un intento de dar una "respuesta integral" a las elevadas tasas de paro y temporalidad de los jóvenes, y no tan jóvenes, que se ven afectados por una reforma laboral que limita derechos y precariza las condiciones de trabajo. 

La oficina, de la que por el momento forman parte alrededor de 20 activistas, muchos de ellos miembros de Juventud sin Futuro (JSF), plataforma de jóvenes impulsora del 15-M, comenzó a trabajar hace cuatro meses. Según explica Abel Martínez, uno de sus impulsores, uno de los puntos fuertes del proyecto es una asesoría legal en la que los trabajadores precarios puedan plantear dudas o recibir consejos de cara a posibles denuncias. "Será gratuita y cuenta con cuatro abogados expertos en derecho laboral", anuncia este joven miembro de JSF. 

La iniciativa, según sus promotores, también pretende ser un espacio de conexión entre redes cooperativas y de asesoramiento para la creación de este tipo de asociaciones autónomas de trabajadores.

Con esta herramienta pretenden cubrir el hueco al que, dicen, no llegan las centrales sindicales de clase. "No es una crítica, simplemente pensamos que existe una fractura generacional y que los sindicatos tradicionales representan a los trabajadores fijos y no tienen tan en cuenta, o no tienen la capacidad, de llegar a los precarios", explica Martínez.

El proyecto se presenta este martes 1 de mayo en Madrid, aunque la intención de sus impulsores es que se expanda "lo más pronto posible" a otras ciudades españolas. A partir de mañana la oficina contará con una sede física en la capital en la que se atenderán las consultas y denuncias un día a la semana.