Archivo de Público
Sábado, 28 de Abril de 2012

El Gobierno cree que en la función pública hay más opciones que el despido

EFE ·28/04/2012 - 10:05h

EFE - El Secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. EFE/Archivo

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, considera que en el caso de las plantillas públicas "hay más opciones que el despido" y, entre ellas, destaca "actuar sobre la jornada o el trabajo a tiempo parcial".

En una entrevista concedida al diario El Economista, Beteta indica que el despido debe de ser considerado como "lo último" y que se debe actuar de otra forma en aquellas administraciones donde hay trabajadores públicos "que están prestando servicios y que no cobran".

"Eso no es razonable. Pero hay muchas posibilidades de actuación: reducción de jornada, fijos discontinuos, trabajo a tiempo parcial. El despido es lo último", añade.

La reactivación de la oferta de empleo público "va a tardar", a juicio del secretario de Estado, porque hay una limitación en la ley, "la reposición del 10 por ciento de los efectivos que se jubilen a lo largo de un año en sectores prioritarios".

Respecto a la situación de ajuste en las Comunidades Autónomas, Beteta señala que se está en conversaciones con los gobiernos regionales, "mantenemos un diálogo fluido" procurando que sean aprobables todos los planes, creíbles y ejecutables, para conducir el déficit del 1,5 %, lo que implica esfuerzos diferentes por cada autonomía.

La posible intervención en alguna comunidad se afrontaría desde el Gobierno como último recurso, señala el secretario de Estado, que afirma que "si hay que utilizarlo, se utilizará".

Sobre las competencias autonómicas, Beteta pide que se cierre "ya" el debate sobre el retorno o asunción de competencias por las Comunidades Autónomas, y afirma que el Estado de las Autonomías es "un éxito", aunque reconoce que ha incurrido en defectos que la crisis "ha evidenciado aún más".

Para el secretario de Estado, el orden competencial no está bien definido, ya que hay duplicidades e ineficiencias, y pone como ejemplo el caso de las administraciones locales, que tienen una mala situación financiera porque, pese a tener una lista corta de competencias, actúan en otros niveles de Gobierno con cargo a sus presupuestos.

Referente a esto, Beteta apunta que ninguna autonomía puede usar como banco a un municipio para que lleve un servicio propio y no pagarlo, "como está pasando".