Viernes, 5 de Octubre de 2007

Astarloa espera que los arrestos supongan la rectificación de los disparates del Gobierno

EFE ·05/10/2007 - 16:21h

EFE - El secretario general del PP, Ángel Acebes. EFE

El secretario de Justicia del PP, Ignacio Astarloa, ha dicho hoy que espera que la detención de miembros de la Mesa Nacional de Batasuna signifique "el inicio de una rectificación a fondo de los disparates" que se han hecho en la política antiterrorista en los últimos tres años.

Astarloa ha afirmado en rueda de prensa que en estos tres años se ha hecho "la vista gorda" cuando los miembros de Batasuna se reunían y manifestaban, y que las explicaciones al respecto han sido "terriblemente dañinas".

El dirigente popular ha recordado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, justificó las reuniones en que suponían el ejercicio del derecho individual de cada uno de los miembros de Batasuna y que cuando se convocaba un acto era de la izquierda abertzale.

"Esta noche ya no era un acto de la izquierda abertzale, ya no era un derecho individual", reprochó Artarloa, quien recordó que desde hace cuatro años lleva diciéndole al Gobierno que la ley hay que aplicarla "al margen de las conveniencias y de la oportunidades políticas".

Para Astarloa, se han hecho una "inmensidad de disparates" adaptando la ley a las circunstancias, una doctrina que acuñó "en mala hora" el fiscal general del Estado Cándido Conde Pumpido, como dejar en libertad al portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, conceder la prisión atenuada al etarra Iñaki De Juana Chaos o permitir que Batasuna hiciese toda clase de actos y manifestaciones.

Desde el PP esperan que se haga cumplir la totalidad de la ley y que, una vez que se ha prohibido a Batasuna reunirse y convocar manifestaciones, el Gobierno inste a la ilegalización total del Partido Comunista de la Tierras Vascas y de Acción Nacionalista Vasca.

Recordó también que durante su legislatura, el Gobierno socialista ha hecho una política para propiciar la negociación con la banda terrorista y que ahora que se ha reorganizado y ha roto la tregua "no tiene otra alternativa" que volver a la política antiterrorista que hace tres años estaba acabando con ETA.

Su preocupación actual, asegura, es que el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero "no deja claro" que opta por dicha política, una política que "no dejaba ningún resquicio, ni la mas mínima esquina de impunidad ni a los pistoleros ni al entramado social, político y cultural de los pistoleros".

En este sentido, exige al Gobierno que no haga una política "a medias" y que no haga "gestos para la galería", sino una política real, a fondo y que acabe con la banda.