Archivo de Público
Viernes, 27 de Abril de 2012

No todos los médicos cumplirían nuevas recomendaciones pesquisa cáncer próstata

Reuters ·27/04/2012 - 17:49h

Por Genevra Pittman

Muchos médicos no esperan que las nuevas guías modifiquen la frecuencia de los controles de detección temprana del cáncer de próstata.

En otoño último, la Comisión Especial de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF, por su nombre en inglés) difundió un borrador de las nuevas guías para la pesquisa del cáncer prostático que no recomiendan el uso rutinario de la prueba del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) en los hombres con un riesgo promedio.

El panel de expertos concluyó que existe una "certeza moderada" de que los daños del control de rutina superan los beneficios de detectar algunos cánceres precozmente.

"Fue una decisión bastante controvertida porque algunos estudios llegaron a posiciones distintas", dijo el doctor Craig Pollack, de la Facultad de Medicina de la Johns Hopkins University, en Baltimore.

Será por eso que sólo la mitad de los médicos y las enfermeras que entrevistó su equipo coincidió con el contenido del borrador. Y aun así, entre ellos, no todos respondieron que reducirían significativamente la cantidad de exámenes debido a las guías.

"Me sorprendió que muchos médicos no esperaran que las recomendaciones cambien sus decisiones y que existieran muchas otras barreras" para solicitar menos exámenes, dijo Pollack a Reuters Health.

Los médicos y las enfermeras mencionaron, por ejemplo, que los pacientes solicitaban en la consulta la prueba de PSA y que los profesionales temían que los demandaran si se negaban a realizar la prueba y, luego, a un paciente se le diagnosticaba cáncer.

Todos los participantes pertenecían a centros comunitarios asociados a Johns Hopkins en Maryland, de modo que se desconoce si los resultados se aplican a los médicos del resto del país.

La mitad de los 124 médicos y enfermeras que respondieron la encuesta coincidió con el borrador de las nuevas guías. El 36 por ciento no estuvo de acuerdo y el resto estaba indeciso. Sólo un par de médicos dijeron que no seguía ofreciendo el test de PSA por las guías.

Poco más del 40 por ciento de los que coincidían con las guías dijo que no ofrecería la pesquisa de rutina o que sería menos propenso a hacerlo, según publica el equipo de Pollack en Archives of Internal Medicine.

Para los investigadores, el próximo desafío será convencer a los médicos y los pacientes de que la pesquisa no siempre es lo más conveniente.

"Sabemos que (la prueba de PSA) quizás proporcione un beneficio muy pequeño y, también, que existen riesgos, pero la idea generalizada es que la detección temprana siempre es mejor", dijo Robert Volk, profesor de medicina interna y experto en pesquisa del cáncer prostático del Centro de Oncología M.D. Anderson, en Houston.

"A los médicos les preocupan las expectativas de los pacientes. Los pacientes siempre quieren que se los controle", agregó Volk, que no participó del estudio.

La resistencia al cambio de las prácticas de detección temprana no es nueva, según indicó el doctor Michael LeFevre, co-presidente de la USPSTF. El mismo debate surgió cuando el comité recomendó comenzar el control mamográfico a los 50 años, en lugar de a los 40.

En otro estudio, publicado en Journal of the American Medical Association, un equipo halló que la recomendación de USPSTF en el 2008 tampoco logró que se suspendiera el control de rutina prostático de los hombres mayores de 75 años.

Antes y después de su publicación, el 43-44 por ciento de los adultos mayores encuestados dijo que se había realizado una prueba de PSA recientemente, según informó el equipo de Sandip Prasad, del Centro Médico de la University of Chicago.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, online 23 de abril del 2012