Archivo de Público
Viernes, 27 de Abril de 2012

Guardiola cede el testigo a Vilanova: "Me he vaciado, necesito rellenarme"

El técnico del Barcelona se despide tras cuatro temporadas repletas de éxitos con el orgullo del deber cumplido. "Necesito descansar", ha reconocido. Tito Vilanova, hasta ahora segundo técnico, será su sustituto

JORGE YUSTA ·27/04/2012 - 13:46h

Hoy, 27 de abril de 2012, comienza una nueva era en el FC Barcelona. La era post Guardiola.  El técnico más laureado de la historia del club azulgrana ha anunciado en una multitudinaria rueda de prensa que no continuará al frente del equipo la próxima temporada. 

Sin embargo, la marcha de Guardiola no supondrá una revolución en el banquillo azulgrana sino una continuación, ya que Tito Vilanova, el segundo entrenador del Barça hasta ahora, será el que asuma esa labor.

El de Sampedor, con semblante tranquilo, y escoltado por el presidente, Sandro Rosell, y el director deportivo, Andoni Zubizarreta, ha revelado que en otoño comunicó "que pensaba que el final de mi etapa estaba cerca". Sin embargo, con una temporada por delante y con muchos títulos en juego prefirió esperar para comunicar su decisión.

Guardiola ha pedido disculpas por "la incertidumbre que han generado las dudas sobre mi continuidad" pero ha reconocido que "no ha sido una decisión nada sencilla".

Ha defendido su idea que ir renovando su contrato como entrenador del primer equipo cada año en lugar de firmar cada cuatro porque "no quería tener un vínculo que me presionara en mis decisiones" y porque estaba convencido de que "las cosas se tienen que hacer en el plazo más breve posible".

Guardiola: "Me he desgastado, me he vaciado, necesito rellenarme"

"Cuatro años son muchos, el tiempo desgasta mucho", ha reconocido Guardiola, que ha enfatizado que tras todo este tiempo dirigiendo un equipo tan grande como el Barcelona se "ha desgastado y vaciado". Por eso, tiene claro cuál es el paso que debe tomar ahora: "Esto solo se puede recupera descansado, alejándome, necesito rellenarme".

"Claro que podía haber seguido pero no como merece un entrenador del Barça". Por eso, al ser preguntado por cuál va a ser su futuro más inmediato ha afirmado que "a nadie le interesa. Probablemente volveré a entrenar. Si no puedo rellenar este vacio, pues volveré a entrenar".

Guardiola, por supuesto, ha querido agradecer en público a su plantilla el trabajo que han realizado durante estos cuatro años por todos los títulos que han conquistado, por el esfuerzo que han imprimido en cada entrenamiento y por hacer cumplir uno sus mayores sueños como entrenador: "Haber hecho realidad millones de jugadas y partidos que tenía en mi cabeza". "No hay precio más valioso que ese".

"Me voy con la sensación de haber estado aquí con mucho orgullo"

Ocho de sus jugadores se encontraban en primera fila en la concurrida sala de prensa del Camp Nou. Los capitanes Puyol, Xavi, Iniesta, Valdés, así como Cesc, Piqué, Busquets y Pedro. Todos han escuchado las explicaciones de Guardiola con gesto muy serio. Sin embargo, ha llamado la atención la ausencia de Leo Messi.

Pep ha mostrado, por eso, que se va "con la sensación de haber estado aquí con mucho orgullo. Este es un club de una fuerza, una vida y de una potencia increíble. No tengáis miedo, el que me sucederá está más que capacitado para llevar a cabo mi trabajo".

Tito Vilanova toma las riendas

Guardiola y Rosell se estrechan la mano durante la rueda de prensa. EFE

Lo que sí ha dejado claro es que la decisión de no renovar es fruto del propio cansancio y agotamiento generado durante estas cuatro temporadas. Una decisión en la que "mi familia no ha influido en absoluto, se trató de una decisión personal, por el tiempo que llevaba aquí".

Rosell: "Hemos ganado el trofeo del orgullo"

Por su parte, Sandro Rosell ha reiterado sus agradecimientos a Pep en nombre del club y ha dicho que "gracias a él, hemos ganado el trofeo del orgullo. Nunca había visto la reacción del martes del Camp Nou. No estará físicamente en el museo pero estará en el espíritu del Camp Nou". Por eso, el presidente ha esperado estar "a la altura de la herencia de Pep".

Tras esto, el propio Rosell ha anunciado que el que hasta este momento era el segundo entrenador culé, Tito Vilanova, será el sustituto de Guardiola a partir de la próxima temporada.

Al ser preguntado por sus sentimientos cuando Guardiola le comunicó su decisión de marcharse, Rosell ha espetado: "Me quedé, como se dice aquí, fotut". Sin embargo, ha recplicado que "siempre me quedó la esperanza de que renovara hasta la semana pasada".

Por su parte, Andoni Zubizarreta ha explicado que, en lugar de buscar un entrenador fuera del Barcelona, han preferido "mirar hacia casa", al igual que "siempre hemos dicho que cuando necesitáramos un jugador miraríamos abajo".