Archivo de Público
Viernes, 27 de Abril de 2012

El disidente Chen Guangcheng consigue burlar a la Policía china

Llevaba en arresto domiciliario desde septiembre de 2010. Antes pasó cuatro años en la cárcel. Podría estar en la embajada de EEUU en Pekín

PÚBLICO.ES/EFE ·27/04/2012 - 12:00h

El disidente chino Chen Guangcheng, sometido a arresto domiciliario desde septiembre de 2010 tras haber cumplido cuatro años de cárcel, consiguió burlar a la Policía el pasado domingo y escaparse. Según Bob Fu, presidente de la asociación China Aid, el activista "se escapó de casa ayudado por varios amigos que le llevaron a un lugar seguro fuera de la provincia de Shandong(centro)".

Fu, en declaraciones a la agencia EFE, no pudo confirmar si Chen ha pedido asilo a la embajada de EEUU en Pekín, como han informado algunos medios locales, pero sí especificó que las autoridades estadounidenses estaban al tanto del caso y se habrían mostrado "dispuestos a ayudar". "Su deseo es luchar hasta el final por tener una vida normal como cualquier otro ciudadano del país", dijo. La embajada de EEUU en la capital China se negó a hacer decaraciones.

La fuga de Chen fue confirmada también por su sobrino Chen Keguia la organización China Human Rights, con sede en HongKong. El joven explica en una grabación difundida por internet que tras ser alertado por su madre, salió a la calle, donde había numerosos agentes de policía sitiando la casa de su tío. Añade que los agentes le agredieron a él y a su familia y se llevaron a su padre y al hermano mayor del desaparecido abogado, que es junto al artista Ai Weiwei uno de los disidentes chinos más conocidos fuera del país.

En un mensaje de vídeo datado del 27 de abril después de su fuga, Chen denunció las palizas y abusos que habrían sufrido tanto él como su familiadurante el arresto domiciliario y asegura que su mayor preocupación ahora es que las autoridades chinas puedan llevar a cabo algún tipo de represalia contra otros familiares y amigos.

El enfrentamiento entre las autoridades y Chen comenzó en 2005, cuando el abogado de sacó a la luz los programas de abortos y esterilizaciones forzadas llevados a cabo por las autoridades chinas contra campesinos como parte de la política de "hijo único" vigente en el país.

Su caso alcanzó una especial dimensión internacional el pasado 15 de diciembre, cuando el actor estadounidense Christian Bale intentó visitarle sin éxito ayudado por un equipo de la cadena de televisión CNN. Grupos de derechos humanos han pedido en diversas ocasiones la liberaciónde Chen, de 40 años y varias veces propuesto al Nobel de la Paz, junto con otros abogados de derechos humanos como Gao Zhisheng.