Archivo de Público
Jueves, 26 de Abril de 2012

Portugal no reabrirá el caso de Madeleine McCann

Las autoridades lusas dicen no tener elementos nuevos para activar la investigación

AGENCIAS ·26/04/2012 - 18:44h

Scotland Yard ha elaborado un nuevo retrato robot de la apariencia que podría tener en la actualidad Madeleine McCann. Reuters

Las autoridades portuguesas no reabrirán la investigación la desaparición en 2007 de la niña británica Madeleine McCann ya que dicen no contar con ningún elemento nuevo, según ha declarado el director nacional adjunto de la policía judicial (PJ) lusa. Un equipo de investigadores portugueses sigue "reexaminando" el caso, en colaboración con agentes británicos, ha agregado Pedro do Carmo.

El trabajo, ha explicado el director policial, está a cargo de departamentos especializados de la policía de Portugal y el Reino Unido, que trabajan de "forma articulada" sobre el caso de la niña británica desaparecida en el Algarve, en el sur luso. Pero el responsable policial subrayó que "hasta el momento, no han sido identificados por la PJ elementos con suficiente consistencia, novedad y credibilidad que puedan fundamentar una propuesta de reapertura formal de la investigación al Ministerio Público", el organismo que cerró el caso en 2008.

En relación a la colaboración con la Policía británica Carmo señaló que "esos contactos se producirán siempre que los responsables de ambos lados entiendan que son necesarios y útiles". Además aclaró que tanto el grupo portugués como el británico mantienen independencia operativa. El equipo luso, con sede en Oporto y encuadrado en el departamento de Coordinación Superior de Investigación Criminal, tiene "total autonomía para desarrollar su labor", agregó, pero no tiene fijado "ningún plazo" para concluirla.

La policía británica había declarado el miércoles que existe "una posibilidad" de que Madeleine McCann esté viva y urgió a las autoridades lusas a reabrir el caso. Esta mañana, los padres de la pequeña pidieron lo mismo y se mostraron "muy animados" ante las 195 piezas de información reveladas por Scotland Yard, que aportarían nuevos datos sobre el caso.

La pequeña Maddie desapareció la noche del 3 de mayo de 2007, pocos días antes de su cuarto cumpleaños, en su apartamento de un complejo turístico de Praia da Luz (Algarve, sur), donde sus padres la habían acostado antes de ir a cenar con unos amigos. Los progenitores, Kate y Gerry McCann, sostuvieron que la niña había sido raptada y organizaron una gran campaña mediática para buscarla en la que recaudaron varios millones de euros.

El caso fue investigado durante 14 meses y cerrado sin resultados en Portugal, pero los padres de la pequeña, convencidos de que su hija fue secuestrada, presionaron para que el gobierno británico encargara en mayo pasado a la policía revisar los diferentes elementos de la investigación. Según un portavoz de la familia, Kate McCann se siente "especialmente satisfecha" con la nueva imagen que ha creado Scotland Yard por ordenador que simula cómo sería en la actualidad la niña, con nueve años, y no los tres que tenía en el momento de su desaparición. La madre de Madeleine siente que su hija tiene "un aire a la familia" y asegura que puede verse a sí misma y a sus dos hijos, Sean y Amelie.