Archivo de Público
Jueves, 26 de Abril de 2012

Tratamiento de esclerosis múltiple con interferón beta potencia las migrañas

Reuters ·26/04/2012 - 16:22h

Por David Douglas

En los pacientes con esclerosis múltiple (EM) que padecen migrañas, el uso de interferón beta provoca un aumento sostenido de la frecuencia y la gravedad de esos dolores de cabeza, según publica un equipo de Italia en la revista Headache.

Los autores aclaran que el fármaco natalizumab (Tysabri) no tendría ese efecto.

El equipo del doctor Luca Prosperini, de la Universidad La Sapienza, en Roma, señala que existe evidencia de que las terapias para la EM, como el interferón beta, pueden exacerbar las cefaleas preexistentes o provocarlas.

Prosperini dijo: "A pesar de su prevalencia y su impacto, la migraña está subdiagnosticada y subtratada en las personas con EM".

"Además, las comorbilidades suelen estar asociadas con un avance más rápido de la discapacidad y la pérdida de la calidad de vida asociada con la salud. Por lo tanto, investigar y tratar la migraña en esos pacientes serviría para mejorar el manejo de la EM, en especial desde el punto de vista de los pacientes", agregó.

Existen varios fármacos para la EM que son más efectivos, o por lo menos tan efectivos, que el interferón beta, dijo el autor, incluido el anticuerpo monoclonal humanizado natalizumab.

El equipo estudió a 63 pacientes tratados con interferón beta; 33 cambiaron a natalizumab.

Es ese segundo grupo, el equipo detectó una reducción significativa de la frecuencia de las migrañas (de 8,4 a 5,1 días por mes), mientras que el resultado de la Escala de Evaluación de la Discapacidad por Migrañas disminuyó de un promedio de 14,2 a 10,5 puntos.

No se observaron cambios significativos en el grupo que continuó utilizando interferón beta.

El equipo admitió limitaciones del estudio, como el tamaño de la muestra, las diferencias en la duración de los tratamientos y la utilización de los fármacos en distintas etapas de la EM, lo que podría haber sesgado los resultados.

Aunque se necesitan más estudios, el equipo concluyó que el interferón beta "exacerbaría la migraña preexistente, lo que confirma la necesidad de tener en cuenta las terapias para la EM en el manejo de los pacientes con migraña comórbida".

Con eso, agregó Prosperini, "se evitaría el agravamiento del dolor de cabeza y la calidad de vida de los pacientes".

El equipo no recibió financiamiento comercial.

En enero de este año, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos recomendó evaluar cuidadosamente los riesgos y los beneficios de Tysabri en los pacientes con anticuerpos anti-JCV positivos y con uno o más factores de riesgo de leucoencefalopatía multifocal progresiva.

FUENTE: Headache, online 5 de abril del 2012