Archivo de Público
Miércoles, 25 de Abril de 2012

Paco R. Baños debuta con "Ali", una joven con miedo a conducir y a enamorarse

EFE ·25/04/2012 - 17:09h

EFE - El director Paco R. Baños (2d) junto a los actores Verónica Forqué (d), Nadia de Santiago (2i) y Angy Férnandez, quienes posan hoy en una sesión de fotos tras la presentación en la sección oficial a concurso de la película "Ali", en el XV Festival de Cine Español de Málaga.

El director Paco R. Baños ha debutado en el largometraje con "Ali", la historia de una adolescente de 18 años con miedo a conducir y a enamorarse, en la que buscaba un tono "insolente a ratos y que emocionara al mismo tiempo", y que presenta hoy en la sección oficial del Festival de Cine Español de Málaga.

Ali (Nadia de Santiago) trabaja en un supermercado, fuma constantemente y desde pequeña ha estado acostumbrada a ejercer de madre con su madre (Verónica Forqué) cada vez que ésta fracasaba en sus relaciones.

"La protagonista tiene una relación particular con su madre, que es más enamoradiza, mientras que ella tiene una máscara para intentar mantenerse invulnerable a todo el tema de las relaciones y del amor", ha afirmado Baños en rueda de prensa.

El director se ha mostrado muy satisfecho con el elenco, en el que están Nadia de Santiago, "que ha tenido todo el peso de la película, de la primera a la última secuencia"; Verónica Forqué, que ha logrado "una interpretación de la madre que conmueve", y otro joven, Adrián Lamana, que funciona como "antagonista" de Ali.

"Nos gustaba hablar de la falta de ubicación, de niños que quieren ser mayores, mientras que los mayores se comportan como niños y los adolescentes están a medio camino", ha apuntado Baños.

Para Nadia de Santiago -que recibió en 2008 la Biznaga de Plata de este festival a la mejor actriz de cortometraje por su papel en "Test"- su personaje ha comprobado que "cada vez que ha entrado un hombre en la casa, si ha salido mal, no ha sentado bien a su madre", por lo que "se crea su mundo para evitar el dolor".

"La película es un aprendizaje de que te puedes enamorar y es maravilloso", según la actriz, que sintió "mucha ilusión y responsabilidad" ante su primer papel protagonista en el cine y consideraba "un reto" trabajar junto a Verónica Forqué.

A Ali, ha añadido De Santiago, "se le tenía que caer la máscara y darse una oportunidad a ella misma, porque tiene un mundo propio creado, no quiere que se lo desmantelen y, en cuanto sale de ese mundo, se siente insegura".

Verónica Forqué afrontaba este personaje como un trabajo "complicado" por ser "muy diferente a ella", y es que le hacía "gracia" encarnar "a esta madre tan preocupada de sus propios problemas, que no tira la toalla y cree que todavía puede encontrar un novio".

"La adolescencia es una etapa horrible, en la que se pasa fatal y se sufre todo el tiempo. Afortunadamente, yo ya la he dejado atrás, pero la recuerdo como una etapa de sufrimiento permanente", ha afirmado Forqué.