Archivo de Público
Miércoles, 25 de Abril de 2012

Urkullu cree "provocadora" la presencia del Ejército en Guipúzcoa

EFE ·25/04/2012 - 15:36h

EFE - El presidente del PNV, Iñigo Urkullu (i), y el líder del partido en Gipuzkoa, Joseba Egibar, antes de intervenir en un acto político celebrado en Eibar con motivo del 75 aniversario del bombardeo de Gernika.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha dicho hoy que Euskadi quiere "dejar atrás, para siempre, la violencia y el terror", pero también la "mentalidad belicista y provocadora" que, a su juicio, ha mostrado el Ejército español con su presencia "estos días tan señalados" en Guipúzcoa.

Urkullu ha participado este mediodía en Eibar en un emotivo acto organizado por el PNV para conmemorar el 75 aniversario del bombardeo de esta localidad a cargo del ejército franquista, en el que ha intervenido el presidente del partido en Guipúzcoa, Joseba Egibar.

Durante su intervención, Urkullu ha criticado las maniobras militares que, según denunció el Ayuntamiento de Elgeta, realizó ayer el Ejército en esta localidad guipuzcoana coincidiendo con el 75 aniversario de la caída del frente de Intxorta y la toma de la población por tropas franquistas durante la Guerra Civil.

El máximo dirigente del PNV ha opinado que, "con su presencia en tierra vasca y sus demostraciones, sólo consiguen concienciar a este pueblo de la inutilidad de la fuerza, la violencia y la imposición".

"Vías que nunca ha abrazado, ni abrazará el Partido Nacionalista Vasco", ha enfatizado Urkullu, convencido de que en estos momentos Euskadi permanece unida en un clamor que grita "nunca más a la violencia".

Ha afirmado que el País Vasco quiere dejar definitivamente atrás "75 años de guerra y de bombas, de dictadura y represión, de amenazas y terrorismo".

Ha recordado que este año se conmemora el 75 aniversario de los bombardeos en Euskadi, que tuvieron su inicio en 1936 y que, según ha dicho, fueron "los primeros bombardeos indiscriminados contra la población civil que tuvieron lugar en todo el mundo.

"Desde Otxandio hasta Gernika, pasando también por Eibar, una cincuentena de municipios vascos sufrieron durante días el asedio de la aviación fascista", ha afirmado Urkullu, quien ha insistido en que éste no era un "homenaje más" sino un "homenaje con mayúsculas y personal a todos los que sufrieron los bombardeos en primera persona y que representan a un pueblo que reconoce el pasado y quiere construir un nuevo futuro".