Archivo de Público
Martes, 24 de Abril de 2012

Otra madre de niños robados en Madrid identifica a sor María ante un juez

EFE ·24/04/2012 - 14:07h

EFE - La Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (Anadir) durante una concentración para pedir a los jueces que "hagan su trabajo y apliquen las leyes correctamente" en las investigaciones sobre los "niños robados". EFE/Archivo

Una madre que denuncia que presuntamente le robaron a su hijo al nacer en una maternidad madrileña, en 1966, ha declarado hoy ante un juez que allí vio a la religiosa María Gómez Valbuena, más conocida como sor María, y que está imputada por detención ilegal y falsedad en documento público en otro caso.

Así lo han confirmado a Efe fuentes jurídicas, que han señalado que la declaración de esta madre, de la que no ha trascendido su identidad, ha tenido lugar esta mañana ante el titular del Juzgado de Instrucción número 20 de Madrid, Antonio Viejo.

La testigo ha señalado ante el magistrado, según las mismas fuentes, que en 1966 dio a luz a un varón en la Casa de la Maternidad, en el número 120 de la calle de Goya, pero que a la media hora le dijeron que había fallecido.

La madre ha explicado que no le dejaron ver el cadáver de su hijo pero que ante la insistencia de la familia se lo permitieron al padre, el cual manifestó que ese cuerpo no parecía el del bebé que había visto porque era más grande.

Además, esta mujer ha comentado que vio a sor María en el citado centro maternal, a la que ahora ha reconocido al salir en televisión.

Este presunto caso de los denominados niños robados, es decir, aquellos que supuestamente se sustrajeron a padres al nacer, entre las décadas de los cuarenta y noventa del siglo pasado, con la disculpa de que habían fallecido, fue archivado por la Fiscalía de Madrid al no haber constancia de documentos.

Sin embargo, el citado juzgado sigue investigándolo, según las mismas fuentes, y en breve podría ser llamado a declarar parte del personal sanitario que atendió ese parto.

Por otra parte, de los más de 260 casos de niños robados denunciados ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid, 230 están ya archivados y solo una veintena "están vivos", según fuentes del citado ministerio público.

Hasta el momento, los dos únicos casos que la Fiscalía de Madrid ha remitido a plaza de Castilla son los que tramitan los Juzgados de Instrucción número 47 y 52.

Así, el titular del 47, Adolfo Carretero, que ha imputado a sor María por el presunto robo de la hija de María Luisa Torres en 1982, ha pedido al Registro Oficial que le facilite la partida de nacimiento y el expediente de adopción de dicha joven, llamada Pilar, y que fue adoptada por un matrimonio sin hijos.

El caso investigado por el Juzgado de Instrucción número 52 es el de dos mujeres con un perfil genético coincidente en un 99,9 por ciento, según el resultado de las pruebas de ADN que se hicieron a través de una asociación de "niños robados", y que quieren conocer si son madre e hija.

Otras fuentes jurídicas han explicado que una mujer -I.M.- ha presentado una denuncia en los juzgados madrileños para que se investigue su adopción ya que, según ella, fue regalada a su madre no biológica por el doctor Eduardo Vela en la clínica San Ramón, la misma en la que trabajaba sor María, en agradecimiento a su ayuda a un cura de Miraflores de la Sierra.