Archivo de Público
Lunes, 23 de Abril de 2012

Sudán asegura haber matado más de 900 soldados sureños en la ofensiva en Heglig

EFE ·23/04/2012 - 10:13h

EFE - La población celebra la liberación de la zona de Heglig en un acto de Jartum el pasado viernes, 20 de abril. EFE/Archivo

El Ejército de Sudán anunció hoy haber matado a 938 militares sureños durante la ofensiva lanzada el viernes pasado para recuperar el control de la zona petrolera de Heglig, en disputa entre ambos estados.

En declaraciones a la televisión oficial, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas sudanesas en Heglig, general Kamal Abdel Maruf, agregó que sus soldados lograron capturar un gran número de dirigentes del Ejército sursudanés.

Las tropas de Yuba, que ocuparon el pasado 10 de abril Heglig, situada en la provincia sudanesa de Kordofán del Sur, iniciaron el pasado día 20 su retirada de esa zona rica en petróleo y en disputa con Sudán, que proclamó su victoria.

Abdel Maruf destacó que los militares sudaneses participaron en los combates para liberar Heglig "con alta profesionalidad", teniendo en cuenta que se trata de una zona sensible, por lo que evitaron dañar las instalaciones petroleras.

En ese sentido, resaltó que sus efectivos protegieron con sus propias manos los yacimientos petrolíferos, ante el ataque del ejército del sur.

En las últimas semanas, ambos países han protagonizado una escalada bélica por su intención de controlar Heglig y otras zonas fronterizas pendientes de demarcación.

Una de esas áreas es la provincia sudanesa del Nilo Azul, donde anoche el Ejército sudanés anunció que había abatido a 50 efectivos sureños y capturado a diecisiete, informó la agencia de noticias oficial de Sudán, Suna.

Suna, que citó al general sudanés Mortada Abdalá, detalló que los soldados del régimen de Jartum vencieron al Ejército Popular de Liberación de Sudán (EPLS), que constituye las fuerzas del orden sureñas.

Abdalá indicó que Sudán controla las áreas de Maqn, Yilqu y Qabanit, en las montañas de Al Anqsna, situadas en la región de Damazin, capital del Nilo Azul, y negó las informaciones difundidas por el EPLS que afirmaba que había matado a 79 soldados sudaneses.

Abdalá aseguró que sus fuerzas continuarán con los enfrentamientos hasta liberar todos los territorios tomados por el EPLS.

En septiembre pasado, se iniciaron los choques en el Nilo Azul después de que el EPLS se hiciera con el control de varias ciudades de la provincia.

El Nilo Azul, fronteriza con Sudán del Sur y Etiopía, acoge a unos 20.000 rebeldes del EPLS que lucharon en la guerra civil que enfrentó a ambos países entre 1983 y 2005.

Sudán del Sur, el país más joven del mundo, nació el pasado 9 de julio tras celebrarse un referéndum entre sus habitantes bajo los auspicios de la comunidad internacional, y tras el conflicto bélico con el norte.