Archivo de Público
Domingo, 22 de Abril de 2012

La cónsul de Francia cree que resultado no afectará a la relación con España

EFE ·22/04/2012 - 13:19h

EFE - El dirigente socialista Diego López Garrido. EFE/Archivo

La votación de los franceses residentes en España en la primera vuelta de las presidenciales de su país está transcurriendo con normalidad, según la cónsul general en Madrid, Annie Mari, quien ha dicho a Efe que el resultado no afectará de ninguna forma a las relaciones con el Gobierno español.

Los 63.523 franceses con derecho a voto que viven en España han comenzado a votar a las ocho de la mañana en un proceso que durará hasta las seis de la tarde y en el que, ha señalado Annie Mari, la afluencia está siendo "normal", al menos en el Liceo Francés, uno de los diez colegios electorales habilitados en la capital.

En total, los franceses pueden votar en 45 colegios electorales habilitados en todo el territorio, la mayor parte en Barcelona (13), pero también en Valencia, Alicante, Las Palmas, Tenerife, Málaga, Sevilla, Granada, Girona, Figueres, Tarragona, Bilbao, Palma de Mallorca, Ibiza, Zaragoza y Murcia como ha recordado la cónsul

Unas elecciones cruciales para el país vecino, como han asegurado algunos votantes, en el que parten como favoritos el actual presidente, Nicolás Sarkozy, y el socialista François Hollande.

Así lo ve Anne Carino, quien ha señalado que si gana Hollande -aún queda pendiente la segunda vuelta, que se celebrará el 6 de mayo- y cumple su programa electoral, habría seguro "un cambio" en la política europea, aunque no tendría ninguna repercusión en su estabilidad.

Pierre, otro ciudadano francés que trabaja en España y que hoy ha acudido a ejercer su derecho a voto en el Liceo, también piensa que las cosas pueden cambiar en la UE si vence el candidato socialista, ya que Sarkozy continuará avalando la estrategia de la canciller alemana, Angela Merkel.

No obstante, a su juicio, las relaciones con España serán más fluidas si Sarkozy logra mantenerse puesto que existe una sintonía ideológica con el actual Ejecutivo del PP.

"Determinante" para las relaciones hispano-francesas será el resultado electoral para otro votante, quien ha censurado los comentarios que Sarkozy ha hecho durante la campaña contra la política económica del anterior Gobierno socialista.