Archivo de Público
Sábado, 21 de Abril de 2012

Fernández exculpa al exdelegado Rivas como conocedor de los intrusos aparecidos en los ERE

EFE ·21/04/2012 - 11:16h

EFE - El exconsejero andaluz de Empleo Antonio Fernández, ayer en los juzgados de Sevilla.

El exconsejero de Empleo Antonio Fernández ha exculpado hoy a Antonio Rivas, exdelegado de su Consejería de Sevilla, como conocedor de los "intrusos" aparecidos en los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) fraudulentos.

Abogados personados en el caso de los ERE han informado a los periodistas de que Fernández ha dicho hoy a la juez Mercedes Alaya que Rivas "conocía el procedimiento" investigado pero "no le consta que conociera la inclusión de intrusos en los ERE".

Rivas está imputado en el caso de los ERE y ha sido citado para declarar el próximo 25 de julio, pero también está procesado en el caso Mercasevilla por la presunta petición a dos empresarios de una comisión ilegal de 450.000 euros, asunto que se juzgará ante un jurado en los próximos meses y donde se enfrenta a una petición de un año de cárcel y multa de 900.000 euros.

En su segunda jornada de declaración ante la juez Alaya, Fernández también ha declarado que el exdiputado andaluz Ramón Díaz Alcaraz (PSOE) era "una persona de su confianza" y fue él quien lo llevó a la Consejería de Empleo, donde trabajó como asesor de Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo encarcelado desde el pasado 9 de marzo.

Sin embargo, ha afirmado que "no le consta" si Díaz Alcaraz tramitaba las ayudas investigadas o la inclusión de beneficiarios en los ERE, asunto por el que el diputado ya ha declarado ante la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Según los citados abogados, la juez Alaya ha iniciado la jornada de hoy preguntando a Fernández sobre las distintas personas imputadas como artífices de la inclusión en los ERE de personas que nunca habían trabajado en las empresas y, tras Rivas y Díaz Alcaraz, ha centrado su interrogatorio en el intermediario Juan Lanzas, exsindicalista de UGT.