Archivo de Público
Sábado, 21 de Abril de 2012

El BOE publica el real decreto-ley de recorte de gastos en educación

EFE ·21/04/2012 - 10:30h

EFE - La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al ministro de Educación, José Ignacio Wert, durante la rueda de prensa de ayer tras el Consejo de Ministros.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy el real decreto-ley de medidas "urgentes de racionalización" del gasto público en educación que permite aumentar el número de estudiantes por clase, reducir el número de profesores y encarecer las matrículas de las universidades públicas.

Se trata, detalla el texto oficial, de proporcionar a las administraciones educativas un "conjunto de instrumentos que permitan conjugar los irrenunciables objetivos de calidad y eficiencia del sistema educativo con el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria".

Las medidas propuestas afectan a todos los niveles educativos y combinan medidas de carácter excepcional -por la coyuntura económica- y de carácter estructural -para mejorar la eficiencia del sistema educativo.

Así, en la enseñanza no universitaria, el real decreto-ley fija el mínimo de horas que deberán impartir los profesores, se permite la "flexibilidad" en el número de alumnos por clase, se prohíbe contratar profesores suplentes para cubrir bajas de menos de diez días y se retrasa a 2014 la implantación de nuevos ciclos formativos de grado medio y superior.

Además, se elimina la exigencia de ofertar al menos dos modalidades de Bachillerato.

En el ámbito de las universidades se determina la actividad docente que deberá desarrollar cada profesor en función de la "intensidad y excelencia" de su actividad investigadora.

Además, prevé la racionalización del mapa universitario y de la oferta de titulaciones, y facilita la cooperación interuniversitaria para la impartición conjunta de titulaciones.

Las universidades públicas deberán mantener la estabilidad presupuestaria para lo que la nueva norma permite incrementar las tasas de matrícula "para aproximar gradualmente su cuantía a los costes de prestación del servicio".

En la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros de ayer, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó que se busca "compensar" la aportación de recursos de la sociedad para que todos los alumnos estudien en igualdad de oportunidades con el esfuerzo de éstos.