Archivo de Público
Sábado, 21 de Abril de 2012

Merecer el título en campo contrario

El Madrid, como ya le pasó al Barça en las tres últimas campañas, se juega dar el golpe a la Liga en terreno hostil. El balance histórico, netamente azulgrana

PÚBLICO.ES ·21/04/2012 - 17:00h

FERNANDO ZUERAS - Mourinho, en su primer clásico en el Camp Nou en noviembre de 2010.

Guardiola se ha pasado las últimas semanas deseando que el Real Madrid tuviera que jugarse la Liga en el Camp Nou, como los azulgranas han tenido que hacer en sus últimos tres títulos. Y, al final, lo ha conseguido a golpe de pinchazos blancos en las últimas jornadas. Los de Mourinho llegan al Camp Nou con cuatro puntos de ventaja y podrían salir con sólo uno.

Que el campeonato pasa este sábado por el Camp Nou como las tres anteriores campañas pasó por el Bernabéu, lo sabe Guardiola y también Jose Mourinho, conscientes de que el feudo azulgrana es el último peaje que le queda en su particular autopista hacia el título. Ganar la Liga en el campo del eterno rival se está convirtiendo, por tanto, en un clásico en sí mismo.

Esos cuatro puntos eran, precisamente, la misma ventaja que tenían los de Guardiola en la temporada 2008-09, cuando, en medio de 'cagómetros', los azulgranas dieron un golpe sobre la mesa en el Santiago Bernabéu con un 2-6 que no sólo sirvió para finiquitar aquella Liga, sino que pasó a la historia. Henry (2), Messi (2) y hasta Puyol y Piqué hicieron los goles, pero pudieron ser más ante un Madrid de Juande Ramos impotente.

Al año siguiente otra vez la misma historia, pero con mucha más igualdad. Ambos equipos llegaron igualados a puntos al clásico del Bernabéu, pero los goles de Messi y Pedro rompieron esa equidad en un partido de una superioridad azulgrana incontestable. Una victoria que, a la postre, sería definitiva para que el Barça ganara aquella histórica liga de 99 puntos.

La temporada pasada, la presión en el Bernabéu era menor, con ocho puntos de ventaja del Barcelona sobre el Madrid de Mourinho y unas semifinales de Champions y una final de Copa entre ambos en el horizonte. El encuentro, con mucha menos tensión que los que vendrían después, acabó con empate a uno, con goles en la segunda parte de Messi y Ronaldo, ambos de penalti.

Esta noche la historia es al revés y el Madrid está en condiciones de sentenciar la Liga en el feudo del máximo rival. Sin embargo, las estadísticas no auguran un buen resultado para los blancos. Es el undécimo clásico que mide a Guardiola contra Mourinho. Un balance claramente a favor del de Sampedor. El Barcelona cuenta en su campo con un balance favorable de 47 victorias, 18 derrotas y 17 empates frente al Real Madrid, y en el recuerdo, sobre todo de Mourinho, aún perdura el famoso 5-0 de su primera temporada en el Real Madrid.

La última victoria merengue fue en la 2007-08, cuando un golazo de Baptista dejo a los azulgranas ko, lo mismo que tratará de hacer el Real Madrid este sábado en el Camp Nou.