Archivo de Público
Viernes, 20 de Abril de 2012

La Eurocámara insta a suspender las ventajas arancelarias a Argentina

Los socialistas españoles se desmarcan de las sanciones pero se suman a la condena del país sudamericano

EFE ·20/04/2012 - 13:04h

En una resolución que contó con una amplia mayoría, el Parlamento Europeo (PE) instó este viernes a la Unión Europea (UE) a suspender parcialmente las ventajas arancelarias que concede a Argentina, como respuesta a la decisión de Buenos Aires de expropiar un 51% del capital de la petrolera YPF, controlado por la española Repsol.

Los eurodiputados aprobaron una resolución que pide a la Comisión y al Consejo de la UE que valoren opciones como la "posible suspensión parcial" de Argentina del sistema generalizado de preferencias (SGP), del que se benefician las exportaciones de ese país para entrar al mercado comunitario.

Los socialistas españoles se desmarcaron de la decisión concreta de pedir la suspensión de las SGP, si bien se sumaron al resto de la resolución de condena a la decisión de Argentina que firmaron todos los grupos menos los Verdes/Alianza Libre Europea y la Izquierda Unitaria.

El texto común de la Eurocámara sobre la decisión de Argentina recibió 458 votos a favor, 71 en contra y 16 abstenciones.

La resolución "deplora la decisión tomada por el Gobierno argentino, sin tener en cuenta una solución negociada, de proceder a la expropiación de la mayor parte de las acciones de una compañía europea, ya que representa una decisión unilateral y arbitraria".

Además, considera que la nacionalización de YPF supone un "ataque al ejercicio de la libre empresa y al principio de certidumbre legal, deteriorando así el clima empresarial para los negocios de la UE en ese país".

La resolución del PE constata que esta decisión "se refiere a una sola empresa del sector y tan sólo a una parte de su accionariado, lo que podría considerarse discriminatorio", en su opinión.

Por otra parte, los eurodiputados advirtieron en el texto de que decisiones como la tomada por las autoridades argentinas pueden "enrarecer el clima de cordialidad y entendimiento necesarios" para cerrar las negociaciones en curso de un acuerdo de asociación UE-Mercosur.

"Para que esas negociaciones sean un éxito, las dos partes tienen que conversar en un espíritu de apertura y confianza mutua", apunta el texto.