Archivo de Público
Jueves, 19 de Abril de 2012

Francia pide medios terrestres y aéreos para la misión de la ONU en Siria

EFE ·19/04/2012 - 12:09h

EFE - El subconsejero militar en el departamento de Operaciones de Paz de la ONU, el general Abhijit Guha (i), y el viceministro de Exteriores sirio, Fayssal al Mikdad (d), se estrechan la mano tras firmar un acuerdo sobre los términos del Protocolo que regirá la misión de los cascos azules que supervisarán el alto el fuego en Siria, en Damasco (Siria).

El ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, pidió hoy reforzar la misión de observación de la ONU en Siria con medios terrestres y aéreos, que permitan llevar a cabo las tareas que tiene encomendadas.

El jefe de la diplomacia gala habló de reforzar la misión de Naciones Unidas con "varios centenares de hombres y de medios aéreos" ante ministros de una quincena de países y la alta representante de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, durante una reunión en París sobre el conflicto sirio.

Afirmó que la oposición siria ha cumplido el alto el fuego previsto en el plan del enviado especial Kofi Annan, pero no el régimen de Bachar al Asad.

"Los grupos armados que están sobre el terreno, cuya coordinación ha sido complicada por la represión, han respetado el alto el fuego, pese a las provocaciones del régimen (...) No se puede decir lo mismo del régimen sirio", dijo Juppé en la apertura del encuentro.

El ministro francés acusó a Damasco de "seguir sin vergüenza la represión que ha provocado decenas de muertos desde que entró en vigor el alto el fuego", el pasado día 12.

Por ello, pidió que se refuerce la misión de observación con "varios centenares de hombres y medios terrestres y aéreos", con el fin de que "puedan juzgar claramente la efectividad de la puesta en marcha" del plan diseñado por Annan.

"El plan Annan es la garantía de la paz y de la libertad. Su fracaso sería el camino hacia la guerra civil", advirtió Juppé.

El responsable de la diplomacia francesa indicó que "el tiempo se agota" y pidió que los observadores se desplieguen y puedan actuar "sin tardanza".

"Si no fuera así, deberíamos examinar qué otras opciones se abren al Consejo de Seguridad (de la ONU) y a la comunidad internacional", señaló.

El plan de Kofi Annan prevé un alto el fuego y el fin de la represión de la revuelta iniciada hace más de un año, que ha provocado más de 11.000 muertos, según la oposición del país.