Archivo de Público
Miércoles, 18 de Abril de 2012

Solución salina común no es lo mejor para resucitar pacientes quirúrgicos: estudio

Reuters ·18/04/2012 - 18:50h

Por Megan Brooks

Al estudiar a más de 30.000 pacientes tratados con una cirugía abdominal abierta, un equipo halló que aquellos que habían recibido soluciones Plasma-Lyte en lugar de solución salina común padecieron menos complicaciones graves.

Plasma-Lyte es la marca de una familia de soluciones cristaloides fisiológicamente equilibradas y sin calcio.

"Los pacientes tratados con solución salina al 0,9 por ciento tuvieron más complicaciones, como infecciones, transfusiones de sangre y (necesidad de) diálisis, que los pacientes tratados con una solución salina más parecida al plasma natural", dijo el doctor Andrew D. Shaw, del Departamento de Anestesiología del Centro Médico de la Duke University.

"Los pacientes operados de emergencia tratados con solución salina común también tuvieron una mortalidad más alta, aun tras considerar otros factores de riesgo", agregó.

La solución salina común es "de uso extremadamente generalizado en los hospitales de Estados Unidos. Pero existen datos preclínicos, y ahora clínicos, que sugieren que no sería el mejor líquido para usar en el hospital. Existen alternativas a la solución salina al 0,9 por ciento y no son más costosas", agregó Shaw.

Cuando la solución salina se utiliza como líquido primario de resucitación, los pacientes desarrollan "acidosis metabólica hiperclorémica", señalan los autores en Annals of Surgery.

La solución también puede causar disfunción inmunológica, alteración gastrointestinal, reducción del flujo sanguíneo renal y otros efectos adversos.

Con la Base de Datos Comparativa Premier Perspective, un registro automatizado de las prestaciones hospitalarias de Estados Unidos, el equipo evaluó los resultados en los adultos tratados con una cirugía abdominal abierta en el período 2005-2009 más solución salina al 0,9 por ciento, Plasma Lyte A o Plasma Lyte 148 el día de la cirugía.

Ambas soluciones cristaloides contienen 140 mEq/L de sodio, 5mEq/L de potasio, 3 mEq/L de magnesio, 98 mEq/L de cloruro, 27 mEq/L de acetato y 23 mEq/L de gluconatos. Sólo varían en el pH, que es de 7,4 en Plasma-Lyte A y de 5,5 en Plasma-Lyte 148.

Baxter Healthcare, que produce Plasma-Lyte, financió el estudio y el experto en estadísticas de Premier fue el único de los siete coautores que tuvo acceso a los datos crudos.

La mortalidad hospitalaria fue más alta en el grupo tratado con solución salina común que con la solución cristaloide (un 5,6 versus un 2,9 por ciento).

El 33,7 por ciento del grupo tratado con solución salina común desarrolló una o más complicaciones, comparado con el 23 por ciento del grupo tratado con cristaloides.

Los pacientes tratados con solución salina tuvieron más infecciones posquirúrgicas, insuficiencia renal, diálisis, transfusiones y alteraciones de los electrolitos.

En una muestra 3:1, según la vulnerabilidad de los pacientes, (2.778 del grupo tratado con solución salina y 926 del grupo tratado con solución equilibrada), el uso de cristaloides estuvo asociado con una disminución de las complicaciones.

Además, los médicos a cargo del grupo tratado con solución salina común solicitaron más análisis (gases en sangre y niveles de lactatos) e indicaron más tratamientos (soluciones reguladoras, productos sanguíneos y diálisis) "quizás para investigar y manejar las anormalidades observadas de la acidez y sus consecuencias en estos pacientes", señala el equipo.

Shaw dijo: "Dada la falta de datos que sugieren que la solución salina al 0,9 por ciento no sería mejor que sus alternativas, que no se ahorrarían costos y que existirían riesgos, quizás habría que limitar el uso de la solución salina común en el hospital a los casos especiales de más utilidad, como una lesión por un traumatismo cerebral y la pérdida grave de líquidos gástricos".

El experto agregó que "el equipo ampliará la investigación para incluir a pacientes hospitalarios de todo tipo; no sólo los operados".

FUENTE: Annals of Surgery, online 30 de marzo del 2012