Archivo de Público
Miércoles, 18 de Abril de 2012

ERC quiere que el rey se someta al control parlamentario

Los republicanos pretenden que el monarca "dé la cara" en las Cámaras y responda a diputados y senadores. Buscarán también apoyos para que se cree una comisión de investigación en torno a las actividades de la familia real

JUANMA ROMERO ·18/04/2012 - 13:21h

Si España es, como dice la Constitución en su primer artículo, una "Monarquía parlamentaria", hágase, llévese hasta sus últimas consecuencias. Esquerra Republicana de Catalunya retuerce la propia letra de la Carta Magna para hacer posible lo que hasta ahora era implanteable: que el rey pueda someterse al control del Parlamento y, por tanto, tanto él mismo como miembros de su familia puedan comparecer periódicamente ante el Congreso y el Senado. Pero por lo pronto, vista la cascada de escándalos en que se ha visto envuelta la Corona, ERC buscará el apoyo de otros grupos de la Cámara para pedir la creación de una comisión de investigación en la Cámara Baja sobre las actividades del monarca y de su familia. 

Ambos son los dos principales anuncios que resumen la rueda de prensa en el Congreso que ha protagonizado el portavoz de la formación en Madrid, Alfred Bosch, y los diputados Joan Tardà y Teresa Jordà. Todo ello con el fin de acabar con la "opacidad y la impunidad" que rodea a la Casa Real, de lograr que el jefe del Estado "dé la cara y responda", que "responda a las dudas razonables" que le planteen diputados y senadores en sede parlamentaria sobre cuestiones económicas y políticas que le atañan. "Queremos que se sepa la verdad y se actúe en democracia. Y se llegue hasta sus últimas consecuencias", ha sentenciado Bosch. Según ERC, las Cortes deberían tener la potestad de citar a todos los miembros de la institución "sin exclusiones", aplicando el principio de igualdad que el mismo Juan Carlos I evocó en su discurso de Navidad

La petición de que la Corona sea vigilada y escrutada por el Parlamento se sustanciará en una proposición de ley que ERC registrará en los próximos días. En el texto demandará asimismo que se liquiden los "privilegios" de la aristocracia. La exigencia de creación de una comisión de investigación discurrirá por otra vía, pues para que pueda ser debatida necesita la firma de al menos dos grupos parlamentarios. Entre los contenidos posibles de esa hipotética comisión (el PP tiene mayoría suficiente y previsiblemente la vetará), ERC plantea abordar el caso Urdangarin

Predisposición de IU

Los republicanos registran también 28 preguntas relativas a la cacería

El aliado natural de los republicanos sería Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), y no parece que pueda haber dificultades de entendimiento. Gaspar Llamazares, que desfiló por la sala de ruedas de prensa del Congreso justo a continuación de Bosch, manifestó su sintonía por la iniciativa de los republicanos. "La estudiaremos, pero la Mesa es un valladar. Bloquea todas las preguntas, y es de esperar que haga lo mismo con cualquier iniciativa [relativa a la Corona]. Lo que seguiremos haciendo será presentar preguntas y luego dirigirnos a la Casa Real". El diputado de IU ya utilizó esa fórmula, la de escribir directamente a la Zarzuela, cuando se revelaron las conversaciones que el jefe del Estado había mantenido con el embajador alemán en Madrid en 1981, poco después del 23-F. El jefe de la Casa, Rafael Spottorno, contestó lacónicamente a Llamazares negando cualquier condescendencia de Juan Carlos con el golpe. "Hay razones no sólo de transparencia democrática, sino de imprudencia real, como para pedir cuentas al rey, y quién mejor que nosotros, los parlamentarios, para hacerlo. Seguiremos ese camino y nos coordinaremos con quien haya que coordinarse", abundó el parlamentario de IU cuando se le preguntó si estaba de acuerdo con que la Jefatura del Estado también se someta al control de las Cámaras. 

Lo que sí ha registrado ya ERC en el Congreso son 28 preguntas escritas al Gobierno relacionadas con la aventura cinegética del rey en Botsuana: si el Ejecutivo conocía o no el viaje, si tenía información del objetivo y los detalles, el coste del mismo, qué equipo le acompañaba o si la Moncloa va a recular y va a incluir finalmente a la Corona en su Ley de Transparencia. Sin embargo, como decía Llamazares, no son positivos los precedentes. El Congreso ya vetó en enero parte del listado de cuestiones que ERC presentó acerca de la Corona. Bosch actualizó el cómputo: de las 158 preguntas presentadas en lo que llevamos de legislatura, un tercio fueron rechazadas por la Mesa aduciendo "motivos de forma". Y de las respondidas por el Ejecutivo, oscilan "entre el escaqueo y la obviedad democrática". Es decir, que no entran al fondo y rehúyen todo pronunciamiento expreso.