Archivo de Público
Martes, 17 de Abril de 2012

El Gobierno vuelve a garantizar el poder adquisitivo de las pensiones en 2012

EFE ·17/04/2012 - 22:14h

EFE - El Secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, durante su comparecencia hoy ante la Comisión de Presupuestos del Congreso.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha señalado hoy que los presupuestos de la Seguridad Social para 2012 garantizan el poder adquisitivo de las pensiones sin renunciar al objetivo del equilibrio presupuestario para este ejercicio.

Durante su primera intervención en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados como secretario de Estado, Burgos ha subrayado que las cuentas de este año asumen el compromiso de revalorizar las pensiones, con un alza del 2,9 % para las mínimas y del 1 % para el resto, según lo acordado en el Pacto de Toledo.

Es un presupuesto "marcado por la austeridad" y el cumplimiento estricto del Pacto de Toledo.

El secretario de Estado, ha recordado que en 2011, como consecuencia de la congelación en las pensiones, "se produjo la pérdida más alta de poder adquisitivo" que afectó a la mayoría de las pagas, que no fueron compensadas por la desviación del IPC, del 1,9 %.

Ha repetido que se han recortado todos los capítulos de gasto de la Seguridad Social, pero que se ha mantenido el pago de las pensiones contributivas a las que se dedica un 2,83 % más de recursos.

También ha insistido en que el Estado hace una aportación "histórica" de 1.000 millones más que en 2011 para financiar los complementos a mínimos, es decir, la cantidad que se abona para que todas las pensiones lleguen al mínimo y uno de los "elementos clave" para garantizar el sistema de pensiones en el futuro.

Burgos ha señalado que 8,6 de cada diez euros del presupuesto se dedican a pensiones y que el gasto total para esta partida en 2012 se sitúa en el 9,5 % del PIB, frente al 9,2 % que alcanzó el año pasado.

Respecto al gasto por incapacidad temporal se ha reducido en unos 500 millones de euros con respecto al año anterior por el menor número de cotizantes y una mayor "contención" del gasto en la prestación debido a un mayor control de los procesos y de su duración media.

Asimismo, ha dicho que como consecuencia de la crisis se prevé que los ingresos por operaciones no financieras se reduzcan en 3.518,8 millones de euros, un 2,85 % menos que en 2011.

Las cotizaciones sociales, que son la principal fuente de financiación del sistema, caen un 3,73 % hasta los 4.126 millones, debido a que las cotizaciones de empresas y trabajadores bajan un 3,89 % por el menor numero de cotizantes.

También disminuyen, ha explicado, por la reducción de los ingresos por cotizaciones del Servicio Público de Empleo en un 2,24 % -por la disminución del 4,62 % en las cotizaciones de los desempleados- y por las transferencias de dicho servicio para compensar las bonificaciones contempladas en la reforma laboral.

Los ingresos de las mutuas en relación con el cese de actividad de los autónomos aumentaron un 97,57 % pero tienen una "escasa importancia relativa en el monto total", ha señalado Burgos.