Archivo de Público
Martes, 17 de Abril de 2012

El contenido de sal de la comida rápida varía según el país: estudio

Reuters ·17/04/2012 - 18:35h

Por Amy Norton

Al analizar la información de los menús de comida rápida de seis países, un equipo detectó que el contenido de sal de un producto podía variar.

Ciertos alimentos contienen menos sal en el Reino Unido que en Estados Unidos o Canadá, como las patitas de pollo de McDonald's y algunas pizzas de cadenas reconocidas.

Por ejemplo, una porción de McNuggets de pollo aporta 1,5 gramos de sal (600 miligramos de sodio) en Estados Unidos y 1,7 g de sal (680 mg de sodio) en Canadá, comparado con sólo 0,6 g de sal (240 mg de sodio) en el Reino Unido. Dentro de esos valores se encuentran las porciones que se venden en Australia, Francia y Nueva Zelanda.

En tanto, las hamburguesas aportan unos 1,3 g de sal (o 520 mg de sodio) en todos los países, con mínimas diferencias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir menos de 2.000 mg de sodio por día.

Se desconoce la causa de esas variaciones entre los países, según indicó el coautor del estudio, doctor Norman Campbell, de la Universidad de Calgary, en Canadá.

Con algunos de los coautores, Campbell participa de la iniciativa World Action on Salt and Health, que trabaja con las empresas multinacionales para reducir el contenido de sal de sus productos y con los gobiernos de distintos países para que la población consuma menos sal.

Un factor que influye en las diferencias entre los países podría ser la política del Reino Unido, según publica el equipo en Canadian Medical Association Journal. Gran Bretaña fijó una serie de "objetivos" voluntarios para la industria de alimentos envasados.

Esas metas de reducción de la sal aún no se extendieron a la comida rápida, pero algunas empresas participaron en la discusión para fijar los objetivos, según comentó Elizabeth Dunford, investigadora del Instituto George para la Salud Global, en Australia, y que dirigió el estudio.

Lo importante para los autores es que la reducción de la sal sería viable en la comida rápida. La industria alimentaria siempre argumentó que para eso hay que cambiar los procesos y la tecnología.

Y un portavoz de McDonald's señaló que la información del estudio es del 2010. "Ya disminuimos el contenido de sodio un 10 por ciento en la mayoría de los productos de pollo del menú de Estados Unidos. Recientemente lo hicimos en los McNuggets de pollo, que son un favorito de la Cajita Feliz", agregó.

"Seguiremos reduciendo el contenido de sodio y en el 2015 habremos disminuido un 15 por ciento del sodio de todas las opciones del menú", detalló.

Las variaciones entre los países también se registran en los alimentos envasados. Campbell comentó que el uso excesivo de sal no se limita a la comida rápida.

"Sí, el contenido de sal de la comida rápida es muy alto. Pero en un restaurante costoso, los niveles de sodio también serían muy altos. Si uno compra alimentos envasados, a menudo los niveles son muy elevados", dijo.

Para Campbell, la decisión de controlar los niveles de sodio en los alimentos depende de los gobiernos.

Reducir el consumo de sal controla la hipertensión y muchos especialistas aseguran que medidas de gran escala reducirán las tasas de enfermedad coronaria e infarto cerebral. La OMS considera que la reducción de la sal es uno de sus 10 consejos para disminuir las tasas de enfermedades crónicas.

Pero no todos están tan convencidos. Una reciente revisión de 167 estudios reveló además de controlar la presión, la reducción de sal aumentaba los niveles de ciertas hormonas y grasas en sangre dañinos para el corazón. Pero los estudios carecían de información en el largo plazo.

Otro estudio publicado en New England Journal of Medicine en el 2010 estimó que si los estadounidenses reducían 3 gramos de sal (1.200 mg de sodio) por día, se salvarían hasta 92.000 vidas por año. En promedio, los hombres ingieren más de 10 g/día y las mujeres, 7 g/día.

FUENTE: Canadian Medical Association Journal, online 16 de abril del 2012